jueves, 14 de enero de 2016

SEÑORA DE LOS OJOS VENDADOS QUE ESTÁS EN LOS TRIBUNALES SIN VER A LOS ABOGADOS BAJA DE TUS PEDESTALES, QUÍTATE LA VENDA Y MIRA CUANTA MENTIRA , DÁLES ESPERANZA A LOS JUSTOS HUMILLADOS ( MARÍA ELENA WALSH, ORACIÓN POR LA JUSTICIA, 1971)

En 1971 María Elena Walsh utilizando la poesía escribía una de sus canciones que se hicieron eco entre los adultos, la “Oración por la Justicia”, donde pedía que haya en Argentina una Justicia equitativa , donde la balanza y los ojos vendados, representativos de la igualdad se conviertan en realidad, “ya era hora”, oraba.

Escrita durante la presidencia del general Alejandro Lanusse, en la tercera etapa de la Revolución Argentina, el gobierno militar- dictatorial que había comenzado en 1966 y fuera el preludio del baño de sangre que tiñó a la Argentina en los años 70 del siglo XX y cuyo punto culmine se dio a partir de la instalación del terrorismo de Estado con el golpe del 24 de Marzo de 1976 .

“Lávanos de sangre y tinta”, pedía . Se imponía reavivar a la justicia “Actualiza la balanza”,que sin tus buenos oficios ,no somos nada”, rogaba en la plegaria. Era necesaria una limpieza profunda “arremete con la espada”, la misma que usaban los militares . Se imponía que lleguen la paz se “apacigüe la tierra” y rija la ley ,que ella , como símbolo de la ley se la "reina para siempre de nuestra tierra”.


Observaba María Elena Walsh una justicia en donde había jueces y gobernantes se creían seres superiores que _ como exclamaron_ venían a “salvar a la patria”, ellos eran los que debían “bajar de los pedestales”, tal como lo expresa la letra y devolver la esperanza a los justos humillados .


A continuación la letra completa de “Oración por la Justicia” que forma parte del álbum “El sol no tiene bolsillos”.


Señora de ojos vendados que estás en los tribunales sin ver a los abogados, baja de tus pedestales, quítate la venda y mira cuánta mentira.

Actualiza la balanza y arremete con la espada, que sin tus buenos oficios no somos nada.

Lávanos de sangre y tinta, resucita al inocente y haz que los muertos entierren el expediente.

Espanta a las aves negras, aniquila a los gusanos y que a tus plantas los hombres se den la mano.

Ilumina al juez dormido, apacigua toda guerra y hazte reina para siempre de nuestra tierra.

Señora de ojos vendados, con la espada y la balanza a los justos humillados, no les robes la esperanza.

Dales la razón y llora ,porque ya es hora.



Fuente Oración por la Justicia ( María Elena Walsh, 1971)

http://www.cmtv.com.ar/discos_letras/letra.php?bnid=1992&tmid=94575

No hay comentarios:

Publicar un comentario