miércoles, 17 de octubre de 2018

Antropología del deporte: emociones, poder y negocios en el mundo contemporáneo

Pocos ámbitos de la actividad humana condensan de manera tan visible las emociones, las relaciones de poder, el capitalismo globalizado, los dilemas morales y los límites del cuerpo humano como el deporte, un microcosmos que a la vez permite realizar un estudio a gran escala del mundo contemporáneo. "¿Qué nos dice el deporte sobre la constitución de la sociedad, la cultura y la política? Antropología del deporte –libro que inaugura un espacio inédito en la bibliografía especializada– recorre un camino que va de los Juegos Olímpicos de la Grecia clásica a los mundiales de fútbol del siglo XXI, de las intervenciones médicas y tecnológicas en los cuerpos de los atletas a la migración transnacional de jugadores", interrogan Besnier , Brownell y Carter , los autores de
"antropología del deporte, emociones, poder y negocios en el mundo contemporáneo".

A modo de ejemplo, traen casos hipotèticos casos, con basamento real:
Un jugador de futbol africano viaja a Europa con la promesa de un contrato en un equipo de primer nivel. Un laboratorio estudia cómo aumentar el rendimiento de los corredores de pista. Una ciudad invierte millones en su candidatura para ser sede de los Juegos Olímpicos. Una ex colonia derrota a su ex metrópoli en un partido de rugby y en el país se celebra como una fiesta nacional. Un atleta hace pública su homosexualidad y pierde todos sus sponsors.

Luego de décadas de investigación etnográfica en los cinco continentes, y la experiencia personal como practicantes y espectadores, los autores muestran que el deporte se usó en diferentes momentos como vía para imponer una subjetividad masculina y occidental, como instrumento de colonización y también de resistencia política, y hoy es uno de los escenarios en los que se despliega la industria del espectáculo global. Retrato apasionante de la época contemporánea, Antropología del deporte está llamado a convertirse en una referencia para antropólogos, sociólogos, historiadores, expertos en medios y marketing e interesará a todos los que experimentan las pasiones que pueblan los grandes estadios y las pistas de entrenamiento, los clubes y las canchas de barrio desde siempre.

Fuentes Besnier, N ; Brownell , S y Carter . T . ( 2018) "Antropología del deporte emociones, poder y negocios en el mundo contemporáneo", Siglo XXI Editores de Argentina, Buenos Aires.




¿por qué no pasan los 70?, un debate serio sobre sostenido por el legado del Nunca Màs y la condena sin reservas a la dictadura

¿Por qué no pasan los 70? ¿Cómo se activan hoy esos años traumáticos, marcados por la militancia revolucionaria y la barbarie dictatorial? Cuando vuelven, ¿vuelven como un pasado que puede aportar perspectiva para entender los dilemas de este tiempo, o como un material que resulta banalizado o utilizado en la disputa política y partidaria? ¿Cómo entender las reacciones al fallo de la Corte que abría el camino al 2x1 para procesados por delitos de lesa humanidad, los argumentos a favor y en contra del nombramiento de César Milani como jefe del Ejército, la normativa provincial que obliga a anteponer el número “30 000” a la mención de los desaparecidos? ¿Y cómo entender sin quedar capturados por la frivolidad y la ligereza de algunos, o por el dogmatismo de otros, que tildan de negacionista cualquier atisbo de debate historiográfico?
En este libro, que asume el riesgo de pensar sin concesiones (a la polarización ideológica, a los pronunciamientos oportunistas, al tabú de lo políticamente correcto), Claudia Hilb interroga nuestra relación con los setenta, en especial las zonas grises o ambiguas que a las visiones extremas no les interesa captar. Así, se pregunta por los límites de la ley para juzgar actos atroces, tan atroces que parecen estar más allá de la comprensión humana. semejante no se convierta en la exoneración liviana de los responsables. Y examinaTambién, por los límites de la culpa y por la posibilidad de establecer distinciones entre conductas criminales, de responsables o subordinados, y conductas guiadas por la cobardía, el miedo, la indiferencia. Explora además las ideas de perdón y reconciliación, y las condiciones para que una escena el vínculo entre norma y excepción a partir del caso Milani, en el que lee contradicciones que vale la pena analizar.
Con afán de alimentar un debate en serio, sostenido sobre el legado del Nunca Más y la condena sin reservas a la dictadura, Claudia Hilb ha escrito un libro lúcido y valiente, que no reproduce convicciones automatizadas sino que invita a repensar los setenta, porque las generaciones más jóvenes merecen un legado plural, rico, con certezas fuertes pero también con espacio para las preguntas.
Hilb, Claudia ( 2018) ¿Por què no pasan los 70?, no hay verdades sencillas para pasaos complejos http://www.sigloxxieditores.com.ar/fichaLibro.php?libro=978-987-629-873-5

jueves, 11 de octubre de 2018

Yo Perón, claves íntimas de su polifacética personalidad

A 44 años de la muerte de Juan Domingo Perón, se reedita " Yo Perón" ( Sudamericana) de Enrique Pavón Pereyra, considerada la más fiel biografía del General , publicada originalmente en 1993 por quien escribió más de 100 libros sobre el y fundador y líder del movimiento, que aún hoy mantiene su influencia en la politica Argentina.
El peronismo llegó para marcar un antes y un después en la República argentina.
Escribe Felipe Pigna  en el prólogo a la reedita  en la historia argentina. Recorrer su trayectoria es un viaje vertiginoso, en el que vale la pena embarcarse —y sé que esto es muy difícil— con la menor cantidad de prejuicios posible.

Agrega Pigna, que se ha dedicada a la divulgación de la historia especialmente en los últimos 15 años Este libro de Enrique Pavón Pereyra, uno de los hombres que más frecuentó a Perón, está escrito en primera persona y con una prosa ágil y apasionante. El autor fue el elegido por el General para confiarle sus secretos, sus sueños y hasta sus miedos. Es un documento imprescindible para adentrarse en la historia del peronismo y en la biografía de su creador.

"Pero Pavón Pereyra no solo utilizó el invalorable y exclusivo material de sus entrevistas, sino que profundizó a lo largo de décadas de investigación exhaustiva en los distintos aspectos y protagonistas de la vida de Perón y el desarrollo de su movimiento", añade realzando el uso de las fuentes por parte de Pavón Pereyra.

Al leer el libro , Pigna revela la originalidad y la profundidad  " Yo Perón" , como lo sostenido por el biógrafo en relación a Evita:"  Hay confesiones como la siguiente, que el lector no encontrará en la casi infinita bibliografía sobre el tema: `Yo nunca quise que Evita se transformara alguna vez en una mujer ‘de la política’. Ella era mi mujer y como tal ‘hacía’ política. Su tarea era realizar, y estaba abocada a emprendimientos que dignificaban al hombre. Evita terminó de una vez y para siempre con la imagen pasiva de la mujer en la historia argentina, y lo hizo desde el sitio más encumbrado al que puede aspirar una mujer, que es el de primera dama, porque demostró no sólo que la pasividad no es sinónimo de virtud, sino que ese puesto de primera dama debe ser una extensión de la obra política del gobierno. En esto quizás Evita fue más allá de lo previsto e incomodó a hombres que no podían tolerar que una mujer consolidara su imagen por mérito propio y, a la vez, porque consideraban que la política social era sinónimo de dádiva y quienes la otorgaban eran los únicos dignos, y demostraban serlo mediante la beneficencia”.

O esta referencia a los hechos de junio de 1955: “Mi gobierno no mandó a realizar estas acciones imprudentes, pero es indudable que se realizaron a favor del gobierno y como respuesta a la acción canallesca de la oligarquía. Pero yo no quise que eso pasara, por la sencilla razón de que con eso contribuíamos a echar más leña al fuego. Después de todo había un dato que era indiscutible, los funcionarios públicos dejaban bastante que desear, la corrupción fue una realidad que nosotros debimos atacar antes que nada, para después sí llenarnos la boca contra nuestros detractores. Pero con que una sola de sus críticas fuese verdadera, nosotros no teníamos argumentación moral para discutir”.

Concluye Pigna: " Es una gran noticia la reedición de este libro, que nos ayudará a conocer la vida y el pensamiento de uno de los hombres más importantes de la historia y la política argentina".

En tanto, el Prólogo original, Pavòn Pereyra, subraya que su escrito es un "documento histórico" para conocer  y tratar de entender el fenómeno de un movimiento surgido en 1945, con un líder que vivió 18 años en el exilio , murió en ejercicio de la presidencia dejando un baño de sangre y cuya figura hasta hoy sigue despertando amores y odios.


Su trabajo e investigaciòn lo resume en tres adjetivos , asegurando que se trata del màs importante de su obra :"De todos mis trabajos, ninguno se me ocurre tan ambicioso, tan estremecedor y, a la vez, tan increíble como Yo Perón. Desde hace cuarenta años vengo reuniendo los testimonios de esa odisea. Contra lo que podría suponerse, el protagonista no es un hombre sino un pueblo, que sobrevive luego de la caída de su institutor".

Los sucesos de esta crónica histórica tienen lugar, efectivamente, en el Paraguay, Venezuela, Santo Domingo y España. Pero las consideraciones esenciales poseen en la República Argentina la respuesta sincrónica a través de la simbiosis ideal que establecen los argentinos y su líder.

Durante esas cuatro décadas me dediqué a la tarea de investigar, interrogar, examinar y evaluar antecedentes y memorias conexas con mi propósito. Tampoco he omitido el examen prolijo del “lugar de los hechos”, al tener los testimonios directos de los colaboradores que escoltaron a Perón en su interminable expatriación. Ésta es la epopeya de un hombre librado a las peripecias de la adversidad, enfrentado a un destino que le ha retirado su apoyo. Y al final, contra las previsiones, emprenderá la ascención definitiva como protagonista de la historia.

¿Qué ingredientes novedosos ofrece Yo Perón? ¿En qué consisten sus aportaciones sustanciales, las que autorizan al protagonista a quedarse con las apuestas adversarias?

E n primer término, cuento con casi la totalidad de las anotaciones cotidianas del propio Perón —la “ayuda memoria” imprescindible en los contactos humanos—, aparte de cuantas comunicaciones, borradores, correspondencia llevada en mano, tal como lo exigía la censura rigurosa. Además del pensamiento édito, me han transmitido su memoria quienes lo entrevistaron en los refugios sucesivos, contactos que a menudo reflejaban exigencias políticas insoslayables o vínculos de profunda amistad. Estos encuentros favorecían su juego dialéctico, su sarcasmo a veces corrosivo, y un humor que le permitió sobrevivir al agravio y no verse salpicado por la difamación o la injuria. Todo ese material de primer orden está enlazado con la propia, subjetiva e hipercrítica visión del protagonista sobre permitió sobrevivir al agravio y no verse salpicado por la difamación o la injuria. Todo ese material cuantos personajes demandaban su atención o impresionaban sus sentidos.

Al comienzo de los casi once años en que nuestra presencia osciló entre lo continuo y frecuente, ya desarrollaba una actividad intelectiva portentosa: más de medio centenar de gobernantes y ministros del continente americano, sin excluir el Canadá ni el Caribe, requerían a diario su consejo y su asesoría en el rubro de las relaciones internacionales; empero, él había optado por servir la causa de los Pueblos, a despecho de la moral utilitaria o de determinadas ofertas de los países hegemónicos.

Es oportuno destacar que ninguno de los prohombres americanos del presente siglo podría parangonarse con Perón, que respondía con su conducta personal en todas sus acciones; de ahí, de esta identificación coherente entre medios y fines, dimana el milagro de su rara vigencia, de su innegable actualidad. Se observa ahora que trabajó para el futuro. Él pertenecía al porvenir, a una raza antigua, donde vivir o morir, incluso el oficio del hombre, era ejercido con naturalidad. Aunque señor de multitudes, padeció una infinita soledad. A lo largo de medio siglo influyó más que ninguna otra personalidad política americana sobre la conciencia de los sumergidos. Miles de veces multiplicó los panes y los peces para saciar el ancestral hambre y sed de justicia de sus descamisados.

Perón poseía una naturaleza republicana y despreció todas las trampas tendidas por la sensualidad del poder. Pese a ser el gran elector y de haber acrecido con el correr de los años la cuota de confianza pública que se le dispensaba a su voluntad, prefirió ajustar al dictado de las leyes el capítulo de las aspiraciones y no se permitió designar sucesor alguno para reemplazar su persona. En el transcurso del exilio sobrevivió sin holguras económicas, sin quejarse ni lamentar ingratitudes, que hubiera sido justo denunciar. Ni la escasez de medios, ni las dificultades de su hogar modificaron su talante de austeridad y contralor de los gastos; por el contrario, dio más de una muestra de su rechazo por los bienes materiales, quizá temiendo caer en la trampa que la fortuna suele tender a quien favorece. Si nos atenemos a la pasión y aun al fanatismo que despertó a su paso, sus virtudes carismáticas sobrepasaban con holgura el odio de sus impugnadores.

Mi compromiso visceral era no morirme antes de concluir este libro.

He navegado entre la novela y la historia. Ex profeso remarco que a Perón le obsesionaba la visión histórica de su figura y que la intensa búsqueda de esa perspectiva, señaló la meta de cuanto ambicionaba. Relata Perón su existencia ante sí; asimismo, remarca la significación de su trayectoria olímpica que le toca asumir y que coincidía con ese humor acre de quien no se muestra resignado o con su naturaleza psicosomática en constante ebullición.

Se brindan aquí las claves íntimas de su polifacética personalidad, también trasluce su pudor de hombre público y, más que nada, la aceptación de haberse equivocado, en graduación constante, en esta cruelísima confesión en mitad de la noche.

En Yo Perón el conductor prodiga autocríticas y persiste en la aceptación de un destino superior en esto a sus méritos propios.


Fuente: Pavòn, Pereyra, E. ( 1993), "Yo Peròn", reeditado por Editorial Sudamericana, 2018

martes, 9 de octubre de 2018

CESAR MILSTEIN, A 34 AÑOS DE LA OBTENCIÓN DEL PREMIO NOBEL "LOS PAISES QUE NO TOMEN EL TREN DEL DESARROLLO CIENTIFICO, QUEDARAN A MERCED DE LOS DEMAS

Hace 34 años, el Dr. César Milstein, era galardonado con Premio Nobel , el último obtenido por un argentino ,Milstein se licenció en Química en la UBA, pero las autoridades gubernamentales nacionales, se ocuparon fervientemente de expulsarlo .En 1963, luego del derrocamiento de Frondizi, bajo el gobierno de facto de Guido, el Ministro de Salud de la Nación, Tiburcio Padilla, se encargó sin medias tintas de asegurar que la ciencia, es decir el pensamiento crítico les molestaba y que no se iba a invertir en ellos: “Ustedes son chicos muy buenos. Científicamente de mucho nivel. En este país no tienen futuro. ¿Por qué no se van?”, le dijo.

Padilla y su subordinado, De la Barrera, interventor del Instituto Malbrán , borraron a cuatro integrantes de la División de Biología Molecular incluyendo a su jefe el Dr. César Milstein, que al momento de la expulsión se encontraba dentro de un programa de estudios genéticos de enzimas y proteínas, todos de avanzada para aquel momento, tanto a nivel nacional como a nivel mundial.

La medida del interventor fue tomada como una ofensa por Milstein, que ya había trabajado en el exterior gracias a una beca del Laboratorio de Bioquímica del Medical Research Council (MRC), de Cambridge, Inglaterra, valiéndose de esos lauros, intentó defender su autoridad, pero la decisión estaba tomada y la ciencia, pilar del desarrollo de un país, generaba gastos “innecesarios”, tanto Padilla, como De la Barrera actuaron en consecuencia.

Había regresado alentado por su amor al país y la profesión:” Si yo me quedaba en Inglaterra, iba estar trabajando solo. En ese momento me sentí ambicioso y quería tener un grupo, y en el Malbrán había gente buena. Entonces volví. Volver a la Argentina me convenía.” Pero ¡Como tantas relaciones humanas, las de los investigadores distan de ser fáciles! , la intervención y el desprecio hicieron que cambie de idea, como lo explicó en una entrevista.

Al cumplirse 25 años de la obtención, en una conferencia, explicaba los beneficios de la ciencia, y por qué fundamental que no se ahorre en investigación científica, aunque tenía los ´pies sobre la tierra y observaba lo complejo que era explicárselo a empresarios y políticos: ”Es que una política científica esclarecida es raramente prioridad política pues no trae riqueza ni bienestar a corto plazo. Peor aún, la buena investigación básica tampoco garantiza a largo plazo pues depende de una visión de largo alcance por parte de empresarios e industriales.Lo que sí está garantizado es que los países que no tomen el tren del desarrollo científico quedarán a merced de los demás  Progresos de las ciencias básicas tampoco llevan automáticamente a la cura de viejas o nuevas enfermedades, pero sin duda, abren esas nuevas posibilidades de tratamiento. Los progresos son demasiado lentos a nivel de los enfermos que escuchan y leen grandes promesas que generalmente llegan tarde para ellos

Finalmente, vale recordar en primer lugar que se negó a patentar las investigaciones del grupo, las consideraba propiedad intelectual de la humanidad, y, por el otro , sus observaciones sobre nuestro país y lo que ocurre con la ciencia, que no distan mucho de la situación actual:” Argentina está en una posición privilegiada porque es un país lleno de talento, esto se demuestra cuando se van del país, es por eso que "Somos campeones mundiales en fuga de cerebros. Y el motivo no es el estrictamente científico: es el grado de inestabilidad, de autoritarismo, de irracionalidad en el que ha vivido Argentina durante tantos años."

"La desorganización de los argentinos es manifiesta. Se sorprenden cuando les digo que saco las entradas para el teatro con tres meses de anticipación. Tal vez esa desorganización en la vida privada no sea tan mala, pero en un nivel de acción pública se necesita planificación."

Culminaba con palabras esperanzadoras: “ Yo soy optimista porque en Argentina, no sé por qué, hay una cantidad de talentos que salen como hongos. Uno no sabe de dónde salieron, pero de alguna manera salen. Y yo creo que eso a la larga va a dar sus frutos."


Fuentes :Teleconferencia de Cesar Milstein“La ciencia es postergada pues no da rédito rápido” Página 12, 12 de Diciembre de 1999

César Milstein: honor argentino al servicio de la Medicina, en http://dialogo.ugr.es, 08/04/2002

Murió César Milstein, el último argentino que recibió un premio Nobel, Clarín, 25 de Marzo de 2002
Moledo, Leonardo: “César Milstein y Tiburcio Padilla, Página 12, 15 de Octubre de 2004

Sinay, Ximena (2010) “Cesar Milstein. La Química De La Pasión” Capital Intelectual

domingo, 30 de septiembre de 2018

Juegos Olímpicos de la Juventud “Ahora que los egos no compitan, que se puedan realizar y que la gente que sabe pueda opinar (Agustín Pichot)

Estamos a horas que comiencen los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires, hijo menor de los Juegos Olímpicos de Invierno (los de mayor tradición, se disputan cada cuatro años desde 1896, siendo su primera sede Atenas , capital griega y la última, hasta el momento, Río de Janeiro, en Brasil, en 2016) y los de Invierno (de menor trascendencia y difusión, cuyos inicios datan de Chamonix , Francia en 1924 y los últimos de Febrero de  2018 en Pieonchang, Corea del Sur ).

Reservado para deportistas de 15 a18 años son un evento multideportivo de alto rendimiento a escala mundial, estos juegos ofrecen a todos los jóvenes “la posibilidad de celebrar el deporte, el respeto y la convivencia pacífica entre atletas de diferentes países y culturas promoviendo los valores Olímpicos: amistad, respeto y excelencia, integrando además la educación y cultura asimismo “, añade la página oficial que los Juegos Olímpicos de la Juventud son una “celebración del deporte y de la diversidad”.

Argentina, consiguió su sede en 2013 en la votación realizada en Lausana.
Agustín Pichot, excapitán de Los Pumas y  referente del deporte argentino a nivel mundial , al conocerse la designación , Pichot destacó el trabajo conjunto de personajes de distintos sectores políticos, tales como el entonces secretario de Deportes de la Nación, Claudio Morresi, y el entonces jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri:”Han compartido tres días justos y apoyándose mutuamente".

Por otro lado, indicó qué desafíos enfrentaba la Argentina con la organización de los Juego : “Se consiguió lo más difícil, ahora que los egos no compitan, que se pueda realizar y que la gente que sabe pueda opinar", puntualizó , como conocedor de la política y las personalidades de Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri, que aunque provienen de diferentes sectores tienden al verticalismo y auto referencialismo, con poco espacio para la autocrítica.

A Pichot, al parecer no lo escucharon, Mauricio Macri, conocida la noticia vía twitter celebró: “"GANAMOOOOSSSS!!! Buenos Aires es Olímpica".

Como respuesta al escrito de Macri, la Secretaría de Deportes de la Nación, a cuyo mando estaba Claudio Morresi, vinculado al kirchnerismo, publicó una gacetilla de prensa en la que tituló "Argentina organizará los Juegos de la Juventud" en lugar de Buenos Aires.

A cinco años de aquel suceso, con un gobierno nacional de orientación opuesta y con los Juegos en la puerta, los dichos de Pichot recobran fuerza, así como la reflexión del periodista Daniel Lagares

Nadie puede arrogarse la exclusividad de la Buenos Aires olímpica y a la hora de la celebración tendrán que compartir responsabilidades, tal vez el máximo castigo para quienes hacen de la política un campo de batalla de proyectos personales donde cabe la descalificación, el ninguneo, el bloqueo permanente a la propuesta ajena, sólo porque es del otro.

Fuentes:

Buenos Aires será sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2018, Mundo Amateur, 4 de Julio de 2013

Lagares, D. “No hay medallas para el ego”, Clarín, 4 de Julio de 2013
El ex rugbier Pichot celebró la designación de Buenos Aires como sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud, La Prensa, 4 de Julio de 2013

Juegos Olímpicos de la Juventud , Buenos Aires 2018 , sitio oficial
https://www.buenosaires2018.com/?lng=es

¿Seremos testigos complacientes de que nuestro país también alcance los niveles de libertad desenfrenada de la sociedad de consumo donde la droga, la violencia, el abuso sexual, el crimen, el despilfarro y la injusticia social son sus resultantes? ( Dr. René Favaloro)

Sobre René Favaloro se han inscripto cientos de artículos donde se destacan su valor humano que era correspondido con su trabajo como médico tanto en La Pampa , en Estados Unidos o en Buenos Aires.

Su ardua labor lo impulsó a crear en 1975 la Fundación Favaloro, un proyecto gestado en el sector privado de la salud , pero que operó y asistió en mayor medida a quienes no tenían recursos económicos. La revista Anfibia rescató aquellos ideales: "Yo no soy el médico de los ricos. De esa clase social solo atendemos el 5%. Del resto, en nuestra Fundación atendemos a todos”.

El by pass, su gran aporte a la medicina y el reconocimiento logrado en Argentina y el exterior, no hicieron que olvidase sus orígenes ni tener una mirada altiva o sesgada de la realidad , ni en lo social ni en la medicina“Muy poco podremos hacer si existe el desempleo, si no hay cloacas, si no hay agua corriente. Si la medicina va a ser para un grupo privilegiado de gente no tiene razón de ser.

Desde Anfibia, se le re-preguntó¿Para quién debe ser? Para todos” declaró en pleno gobierno menemista.

La década menemista dejó como herencia un Estado empobrecido , empobrecimiento que se trasladó a la educación y a la cultura, el Estado privatizado, le soltó la mano a sus habitantes de menores recursos, en cambio lo ricos estuvieron de para bienes, transformado el país en una empresa, poco hicieron para cuidar a sus ciudadanos ( ahora "clientes" ).

Sobre la realidad del país en ese momento histórico, se preguntó preocupado por la herencia futura : “¿Seremos testigos complacientes de que nuestro país también alcance los niveles de libertad desenfrenada de la sociedad de consumo donde la droga, la violencia, el abuso sexual, el crimen, el despilfarro, la destrucción de la naturaleza y la injusticia social son sus resultantes?”. Con la lucidez que lo caracterizaba, agregó: “En la Argentina hay un sistema que maneja todo, y vaya uno a querer romper el sistema. Queda excluido, y si alguna vez se le ocurre a uno decir una verdad, todavía se la dan por la cabeza”.

Favaloro, tal como cita Anfibia, se negó a ser complaciente del sistema corrupto y devastador, sistema del cual la salud, no era una isla , René Favalorop “la eminencia médica” se mantuvo incolumne asus convicciones, convirtiéndose en una figura incómoda para el establishment político y las clases dirigentes. En pleno neoliberalismo, con un Estado que le daba la espalda, el proyecto de la Fundación comenzó a resquebrajarse. Prácticamente solo y acorralado por el funcionamiento del sistema al que se oponía, escribió en Julio del 2000 su dramática carta de despedidaSer honesto en esta sociedad corrupta tiene su precio",

Ejemplificaba "Instituciones de prestigio con excelentes profesionales médicos, envían empleados bien entrenados que visitan a los médicos en sus consultorios. Allí les explican en detalles los mecanismos del retorno y los porcentajes que recibirán".

Se lamentaba, antes de suicidarse :"Quizá el pecado capital que he cometido, aquí en mi país, fue expresar siempre en voz alta mis sentimientos, mis críticas, insisto, en esta sociedad del privilegio, donde unos pocos gozan hasta el hartazgo, mientras la mayoría vive en la miseria y la desesperación. Todo esto no se perdona, por el contrario se castiga.


Sus ideas, las conservaba, insistió que no soportaba la mercantilizacipon de la sociedad ( de la cual, claro, la medicina era parte), enfatizaba que adscribia a " Un proyecto donde lo humano se inscriba por encima y no subsumido a las determinaciones económicas y donde el respeto por la naturaleza y los derechos humanos se impongan al lucro desenfrenado y al consumo vacío. René Favaloro era un trabajador de la salud que dejó un legado de justicia social y de coherencia entre discurso y práctica que tenemos que retomar todos los que queremos para la Argentina un horizonte emancipador donde la salud sea un derecho para todos y no el negocio de una minoría"


La última carta de Favaloro antes de morir, Infobae, 9 de octubre de 2013

Revista Anfibia , s/ f

http://comunidad.revistaanfibia.com/Documentos/favaloro-el-pensamiento-politico-detras-de-la-eminencia-medica/


lunes, 24 de septiembre de 2018

El Estado no debe dejar en manos del mercado sus tareas de desarrollo, los tecnócratas deben entender que no se puede excluir a países y ciudadanos de la toma de decisiones que tienen consecuencias sobre los valores mismos de la sociedad (Raúl Alfonsín, 2000)


En el año 2000, Raúl Alfonsín, llevaba más de diez años fuera de la presidencia, también su sucesor, Carlos Menem, que le había abierto las puertas al salvajismo de mercado, había dejado la primera magistratura  con huellas que marcarían la vida Argentina hasta hoy: altos porcentajes de pobreza, indigencia y un Estado que repercutieron en áreas sensibles como la educación, el Estado le había soltado la mano a las clases media, media –baja y baja, desentendiendose de brindar servicios básicos como agua, gas, luz y teléfonos que pasaron a manos privadas con empresas cuyo único fin era el rédito. En Argentina gobernaba De la Rúa que lejos de cambiar el modelo que le precedió, lo profundizó, primero con hombres propios y después con el “padre” del desquicio, Domingo Cavallo.

Raúl Alfonsín, llamaba a los argentinos a participar, entendía que de permanecer inmovilizados, ganaría el más fuerte “La ingobernabilidad surge de los intentos por mantener el control sobre pueblos y lugares que se encuentran marginados para participar en las decisiones que determinan sus vidas cotidianas. Tanto ciudadanos como países se vuelven "ingobernables" cuando se consideran instrumentos pasivos de las decisiones que toma una élite cerrada que gobierna transformándolos en una "masa" muda.

Sus críticas al neo liberalismo y el salvajismo las expresaba, indicando que Los individuos libres -ciudadanos libres, Estados libres- son los verdaderos protagonistas de la ingobernabilidad. Sin una responsabilidad plena e igual, no puede haber gobernabilidad duradera. Eso es los que los fundamentalistas del mercado, los asesores financieros y los tecnócratas no logran entender. No se puede excluir a países, ciudadanos, usuarios, consumidores, productores, trabajadores, empresarios y profesionistas de la toma de decisiones que tienen consecuencias sustanciales sobre sus vidas y sobre sus metas, e incluso sobre los valores mismos de la sociedad”.

Alfonsín, en cuya presidencia la palabra libertad volvió a escucharse, pedía que se aplique la ley con igualdad “En los Estados individuales, la protección del débil se logra con la aplicación igualitaria de las leyes. Pero para crear un orden internacional basado en la ley, y no en la fuerza -ahora que la fuerza económica ha desplazado al poderío militar-, es necesario reforzar el multilateralismo y extenderlo no sólo al campo económico, sino también al político”.
Nuevamente, criticando al neo liberalismo que ya había ingresado con su voracidad , Alfonsín, reclamaba equidad, equilibrio y cooperación:” “Cualquier programa que se base en el egoísmo y la injusticia generará necesariamente fuertes corrientes de disolución social y de inestabilidad. El gran reto es aumentar la igualdad y, para ello, el Estado, que la globalización afirma haber derrocado, es vital. Sólo el Estado puede establecer impuestos progresivos, regulaciones adecuadas sobre los servicios públicos privatizados, apoyo para las pequeñas y medianas empresas, mayor eficiencia en el gasto público y una mejoría sustancial en los sistemas educativos y de salud. Es la obligación innegable del Estado garantizar los beneficios de la seguridad social a todos los habitantes de un país.

Para ello, subrayaba, debía existir:” voluntad común para fijar las reglas del juego de acuerdo con los intereses de la región entera. Sólo una cooperación de ese tipo puede garantizar una base política sólida para la integración”, es decir llamaba a materializar el Mercosur, mercado del que había sido uno de sus gestores junto a Brasil, Uruguay.

Contrariando a las ideas corporativistas de las grandes empresas (que junto a otros sectores habían colaborado abiertamente en su caída), sostenía, Raúl Alfonsín “Todo el mundo acepta que el mercado necesita reglas para evitar deformaciones como los monopolios y los oligopolios. Pero el monopolio de la riqueza es igual de pernicioso. El Estado no debe abandonar su papel redistribuidor; tampoco puede dejar en manos del mercado sus tareas de desarrollo. De hecho, una vivienda y una educación de calidad, las pensiones y el seguro para el desempleo, un sistema de salud moderno y servicios sociales familiares no deben ser los frutos de una democracia establecida, sino las condiciones para la consolidación y la supervivencia de la democracia.

Fuente : Alfonsín, Raúl “La revuelta de los Estados”, El País ( España, 5 de Octubre de 2000)