jueves, 6 de junio de 2024

SE ESTRENA EN CINE “PADRE MUGICA, A LA HORA DE LA LUZ”, EL DOCUMENTAL SOBRE EL MIEMBRO FUNDADOR DEL MOVIMIENTO DE CURAS VILLEROS

“Padre Mugica, la hora de la luz”, es el filme documental basado en la historia de vida del Padre Carlos Mugica, quien fue acribillado, hace 50 años, al salir de misa. Un relato histórico con los testimonios de quienes lo conocieron en su vida de estudiante, sacerdote, deportista, amigo, párroco y figura pública y la participación de Víctor Laplace, Marilina Ross, Fernando “Pato” Galmarini, Domingo Bresci, León Gieco, Ricardo Capelli, Mamerto Menapace, y el Padre Pepe entre otros Este documental de Walter Peña y Nicolás Cuiñas, relata como Mugica se aleja de sus orígenes aristocráticos para acercarse al pueblo más vulnerable y destacarse como miembro fundador del grupo de Sacerdotes para el Tercer Mundo, fundando la capilla Cristo Obrero en la villa de Retiro, hoy Barrio Mugica, donde desarrolló su tarea pastoral dejando marcas indelebles. “Padre Mugica, la hora de la luz” tendrá su estreno en cines este Martes 11 de junio con una función única y la presencia de Víctor Laplace, León Gieco, Marilina Ross y el Padre Pepe entre otras personalidades. BIO PADRE MUGICA: Carlos Francisco Sergio Mugica Echagüe, más conocido como el Padre Mugica, fue un sacerdote argentino miembro fundador del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo y del movimiento de Curas villeros, así como partícipe de las luchas populares de la Argentina de las décadas de 1960 y 1970. El apostolado de Mugica se caracterizó por su «opción preferencial por los pobres», principio fundamental de la Teología del pueblo y su adhesión al peronismo. La mayor parte de su labor comunitaria tuvo lugar en la Villa 31 de Retiro -que actualmente lleva su nombre-, en Buenos Aires, donde fundó la parroquia Cristo Obrero. Fue asesinado después de celebrar misa en la iglesia de San Francisco Solano, en Villa Luro. FICHA TÉCNICA “PADRE MUGICA A LA HORA DE LA LUZ”:  Duración: 70 minutos Género: Documental Dirección: Walter Peña y Nicolas Cuiñas Guion: Walter Peña y Nicolas Cuiñas Producida por: Pastoral Villera y Changa Films Productores: Walter Peña y Nicolas Cuiñas Productor asociado: Gonzalo Arias Director de fotografía: Alejandro Ortigueira Montaje y Coordinación de Post Producción: Nicolas Cuiñas Fuente ; Changa Films

lunes, 20 de mayo de 2024

El 25 de Mayo la acción política de vastos sectores de las elites y de las clases populares constituyeron un basamento en común, una experiencia social que finalmente daría lugar a la nación

La interpretación de la Revolución de Mayo fue variando a lo largo de nuestra historia en sintonía con las demandas sociales, los derechos en disputa y los desafíos de cada momento de la sociedad argentina. Esto nos invita a reflexionar en torno a algunos interrogantes: ¿cómo pensar el pasado nacional? Cuando pensamos la semana de Mayo, ¿desde dónde lo hacemos?, es decir, ¿desde una mirada federal, porteña, de las elites o de los sectores populares? Acercarse a la Revolución de Mayo y enseñarla constituye un desafío historiográfico y pedagógico que supone poner en cuestión imágenes muy arraigadas y generar interrogantes sobre nuestro pasado, presente y futuro. Juan Manuel de Rosas, se construyó y difundió un relato que ganó consenso entre las elites que consideraba la existencia de una nacionalidad argentina antes de 1810, portadora de rasgos específicos que la diferenciaban del resto del mundo americano colonial. Este relato tradicional configura una disputa histórica entre la denominada historia oficial o mitrista y los revisionismos. Sin embargo, ambas coincidían en lo que llamamos el mito de origen de las naciones. Las miradas renovadoras aportaron nuevas formas de pensar y enseñar no solo a la Revolución de Mayo sino al proceso revolucionario en su conjunto. Los motivos inmediatos de la Revolución están en la caída de la monarquía española de 1808, cuando Napoleón Bonaparte invadió España y dejó en una situación de acefalía a los dominios americanos. Esto habilitó la intervención de las elites y los sectores populares que tenían demandas sociales, políticas y económicas preexistentes al conflicto. Un mundo colonial segregado racialmente, con tensiones cada vez más fuertes entre los indios, los “españoles americanos” y los “españoles peninsulares”, empezó a crujir al menos desde las rebeliones en el Alto Perú. La revolución norteamericana, la francesa y la de Haití confluyeron con la crisis de la monarquía española en una era de guerras interimperiales. En el Río de la Plata, las Invasiones Inglesas de junio y julio de 1806 y 1807 respectivamente, armaron a una sociedad que si bien estaba organizada por milicias de batallones segregados, tenía una pretensión de igualdad en el acceso a sus derechos por el hecho de defender a la Ciudad de Buenos Aires. La defensa exitosa por parte de las milicias criollas puso de relieve la total ineficacia de las autoridades virreinales en la protección de la ciudad. La llegada de las noticias sobre la caída de la Junta Central en la península se sumaba la grave crisis de legitimidad del gobierno a nivel local. La convocatoria a conformar Juntas de gobierno integradas por vecinos derivó en un cambio trascendental, proyectando diferentes debates acerca de las formas de gobierno, debates representativos de intereses fuertemente afectados por las políticas de un imperio en crisis. De este modo, la revolución abrió un escenario sinuoso donde se puso en disputa la edificación de un orden nuevo por medio de la acción política y de una guerra que movilizó a vastos sectores de la sociedad. Esta nueva coyuntura dio lugar a disputas sociales y políticas en torno a la forma que debía adoptar el nuevo orden (¿sistema de unidad o federal?) y a una reformulación de las relaciones sociales vigentes desde los tiempos de la colonia (¿igualdad política entre los hombres con eliminación de los fueros o privilegios de raza?). Mayo de 1810 fue la contingencia donde se pusieron en juego distintas alternativas políticas que rondaban en los sectores de las elites. Algunos propiciaron una autonomía mayor de gobierno en el marco de la soberanía real, otros propugnaron transitoriamente la confluencia con la Corona de Portugal a través de Carlota Joaquina, y finalmente, otro sector que por entonces no era mayoritario, propiciaba una independencia absoluta que rompiera los lazos coloniales. Ahora bien, el desarrollo de la guerra y la acción política de vastos sectores de las elites y de las clases populares constituyeron un basamento en común, una experiencia social que finalmente daría lugar a la nación. Pero esta ya es parte de otra historia. Fuente Algunas reflexiones sobre el 25 de Mayo, Dirección de Educación Superior, 22 de mayo de 2020.Historia del ISFD N° 1 de Avellaneda

lunes, 13 de mayo de 2024

La Triple Corona del Polo fue declarada de Interés Nacional

Una vez más, la Triple Corona del Polo Argentino, integrada por los grandes Abiertos del Hurlingham Club, el Tortugas Country Club y el Argentino de Palermo, fue declarada de “Interés Nacional" por la Secretaría General, Presidencia de la Nación, tras la presentación efectuada por la AAP y teniendo en cuenta que los tres torneos son únicos en el mundo, al reunir entre sus protagonistas a los 9 jugadores poseedores de la más alta valorización, los 10 goles de hándicap. Además, el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, junto a la Secretaría de Turismo, Ambiente y Deportes, tomaron la intervención correspondiente y dictaminando favorablemente, en virtud a que este tipo de actividades favorece la imagen de nuestro país en todo el mundo, máxime tratándose de un deporte que nos distingue a nivel internacional. La Asociación Argentina de Polo (AAP) recibió esta distinción según Resolución 2024/152 de la Secretaria General, con fecha 10 de abril de 2024.

domingo, 12 de mayo de 2024

LLEGÒ A SU FIN LA FERIA DEL LIBRO, LA 48 EDICIÒN EN NÙMEROS

✓ 1.126.351 asistentes (-9,53 que en la edición 47) ✓ 42.163,5 m2 de exposición ✓ 14.140 m2 ocupados por stands ✓ 328 stands ✓ 672 expositores (locales e internacionales). ✓ 1620 sellos editoriales ✓ 9 Pabellones (Ocre, Azul, Verde, Amarillo, Rojo, Blanco, Central, 8 y 9) ✓ 12 salas para eventos ✓ 10 auditorios semiabiertos: Zona Infantil Javier Villafañe (Biblioteca, Cuentacuentos, Taller), Zona Futuro, Zona Explora, Espacio Digital, Espacio Diversidad Funcional y Discapacidad, Orgullo y Prejuicio, Firmódromo, Auditorio semiabierto ✓ 11 países (Armenia, Brasil, Chile, Italia, Cuba, Uruguay, Perú, Paraguay, Ecuador, España, Ucrania) y 3 colectividades participantes ✓ 10 provincias presentes con stand propio (Buenos Aires, Jujuy, Salta, Tucumán, Córdoba, Corrientes, La Pampa, Santa Fe, Santiago del Estero y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur) + 2 ciudades (Buenos Aires y Lisboa) ✓ 12 editoriales participaron del Nuevo Barrio ✓ 232 expositores adheridos al programa Libro% de la CONABIP ✓ 840 bibliotecas (701 con subsidio) participaron del programa Libro% de la CONABIP Jornadas Profesionales ✓ 10.470 profesionales del libro (editores, libreros, distribuidores, ilustradores, traductores, entre otros) de más de 30 países ç ✓ Programa Librero Amigo, con la adhesión de 135 expositores ✓ Programa Bibliotecario Amigo, con la adhesión de más de 121 expositores ✓ Logística nacional: 21.600 kg en 1.718 cajas despachadas a librerías de todo el país ✓ Logística Internacional: 8.500 kilos kg en 200 envíos a librerías de todo el mundo siendo los principales destinos a Uruguay, Perú, Bolivia y Chile Programación cultural y para docentes ✓ 665 actos culturales en salas ✓ 532 actos culturales en espacios de la Fundación El Libro ✓ 414 actos en los stands. ✓ 13 actos en salas y 65 en su stand organizados por Lisboa, Ciudad Invitada de Honor de esta edición ✓ 3667 firmas registradas ✓ 24 firmas (las más convocantes) en el Firmódromo ✓ 496 docentes participaron de las tres actividades educativas y en Zona Docente ✓ 437 narradores participaron en el Encuentro Internacional de Narración Oral ✓ 23.304 estudiantes junto con 2.698 acompañantes docentes de 603 establecimientos Medios y Redes Sociales ✓ 2.222 periodistas acreditados en sala ✓ 431 bookfluencers acreditados en sala ✓ 332.000 seguidores en Facebook ✓ 194.000 seguidores en Instagram ✓ 78.000 seguidores en X ✓ 7.091 seguidores en Tik Tok ✓ 13.000 suscriptores de Youtube ✓ 10 actividades con streaming ✓ 64 videos de charlas subidas a Youtube ✓ Dos ciclos de entrevistas producidas por la Fundación El Libro y grabados íntegramente desde la Feria: “Imagen de Feria” y “Reportajes Abiertos con Embón” ✓ 26 entrevistas a escritores en “Imagen de Feria” ciclo a cargo de Osvaldo Quiroga ✓ 9 entrevistas a personalidades de la política y la cultura en “Reportajes Abiertos con Embón” a cargo de Horacio Embón Novedades destacadas ✓ El ciclo de charlas “La Palabra Indígena. Diálogos de Escritoras y Escritores Originarios” ✓ “El Debate de cierre de la Feria” el domingo 12 mayo para intercambiar ideas sobre el lugar de la cultura en tiempos de crisis ✓ De lunes a jueves durante la segunda y tercera semana, a partir de las 20 h, el ingreso fue libre y gratuito, iniciativa que se suma al acceso libre de la tradicional Noche de la Feria ✓ El Maratón de lectura se realizó por primera vez en Zona Futuro ✓ Homenaje a Paul Auster con música y lecturas, a pocos días de su fallecimiento Muestras de la Feria ✓ El lado de la luz: Bioy fotógrafo ✓ Mafalda: Una niña de 60 años ✓ Mesmeread: Demostración de realidad virtual (Oculus) con fragmentos de los textos: Casa tomada, de Julio Cortázar y La invención de Morel, de Adolfo Bioy Casares ✓ Exposición de afiches "Komplett Kafka" ✓ Museo de la Ilustración Gráfica. Las Conquistas de lo Efímero-Gráfica e Industria en tiempos de Caras y Caretas ✓ La Casa Fernando Pessoa ✓ Galería de retratos de autores portugueses ✓ Muestra la Alameda, tranvía para realizar un recorrido virtual por la ciudad Premios y distinciones Premio de la Crítica ✓ La distinción fue para El náufrago sin isla de Guillermo Piro, editado por Interzona Sexta Edición del Premio Literario de la Fundación El Libro ✓ 1er Premio: Criaturas de Nubia Bado ✓ 2do Premio: El bozal de Marc Collel ✓ 3er Premio. Impresionismos de Gustavo Gros Premio a profesionales del libro ✓ Premio Editor del Año: Aurelio Narvaja, de Ediciones Colihue ✓ Premio Tito Lafalce al viajante del año: Jorge Mega, de Grupo Editorial Planeta ✓ Premio Elvio Vitali al Librero del año: José “Perico” Pérez, de Homo Sapiens ✓ Premio Amigo Visitante Extranjero: Juan Fernando Orozco Patiño, de Icaro, Colombia Premio al libro de educación Isay Klasse ✓ Premio Obra Teórica: Discapacidad y derechos humanos. Recorrido histórico, arte, sexualidad y diversidad, de Patricio Huerga, editado por Homo Sapiens Ediciones ✓ Premio Obra Práctica: Enseñar a leer y escribir. Guía práctica (y equilibrada) para orientarse en el barullo de la alfabetización inicial, de Beatriz Diuk, editado por Siglo XXl Editores Actos en salas completas de mil asistentes: ✓ Inauguración de la 48.° Feria Internacional del Libro ✓ Gabriel Rolón presenta "La felicidad, más allá de la ilusión" ✓ Una conversación con Mariana Enríquez ✓ Florencia Bonelli presenta La casa de Neville 1 y 2 ✓ Marian Rojas Estapé presenta su nuevo libro Recupera tu mente, reconquista tu vida ✓ Presentación del Libro Los días más felices: Plan Económico Peronista de Guillermo Moreno ✓ Magalí Tajes presenta Espíritu animal Otros actos convocantes ✓ Homenaje a Mafalda ✓ Presentación del libro “Ser Humanos” de Pablo Melicchio y Adolfo Perez Esquivel. ✓ Tomás Rebord presenta "Comentarios al Náucrato” ✓ Presentación de “Mitos de la historia argentina edición aniversario” de Felipe Pigna Firmas más extensas ✓ Las firmas de autores que se extendieron por más tiempo fueron las de Mariana Enriquez, Magalí Tajes; Florencia Canale, Florencia Etcheves y María Florencia Freijo Próxima Feria Internacional del Libro de Buenos Aires ✓ La 49ª Feria Internacional del Libro en Buenos Aires se desarrollará entre el 22 de abril y el 12 de mayo de 2025 en el Predio Ferial La Rural. ✓ Las 39ª Jornadas Profesionales se llevarán a cabo del 22 al 25 de abril de 2025. Fundación El Libro

FALLECIÒ JUAN MARÌA TRAVERSO: ARRIESGADO, POLÈMICO , PROTGONISTA DE MOMENTOS INOLVIDABLES

l Automóvil Club Argentino, en la persona de su presidente César Carman (n), expresa su profundo pesar por el fallecimiento de Juan María Traverso, uno de los más grandes pilotos e ídolos del automovilismo argentino, compartiendo el dolor de los miles de fanáticos de este deporte. Juan María Traverso, desde su debut en 1971 destacó por su excepcional talento, que le llevó a obtener innumerables victorias en todas las categorías que compitió, descollando en el Turismo Carretera, división en la que cosechó seis campeonatos, y en el TC2000 donde obtuvo siete títulos. Además de lograr victorias en casi todas las categorías nacionales, Traverso tuvo una incursión internacional en Europa en F2 y en el Turismo Italiano. , llegando a la meta con su auto en llamas o en tres ruedas, Traverso logró cautivar a legiones de fanáticos, que lo convirtieron en su ídolo indiscutido. Ya retirado de las carreras, Traverso aprovechó su inmensa popularidad para defender los intereses de los pilotos, desde su posición institucional como presidente de la Asociación Argentina de Volantes. Su carisma y su personalidad le llevaron a trascender el ámbito del automovilismo, convirtiéndose así en una auténtica leyenda de nuestro deporte. El Automóvil Club Argentino acompaña a toda la afición automovilística argentina y en especial a su familia y amigos en este difícil momento. Fuente: Prensa ACA, 12 de Mayo de 2024

domingo, 5 de mayo de 2024

El náufrago sin isla, de Guillermo Piro, recibió el Premio de la Crítica 2024 en la Feria del Libro

En el marco de la 48a Feria Internacional del Libro en Buenos Aires se realizó una nueva edición de este galardón de la Fundación El Libro que reconoce al autor y su creación literaria. Un náufrago sin isla del escritor, traductor y periodista Guillermo Piro, fue la novela ganadora en esta nueva edición del Premio de la Crítica de la Fundación El Libro. El acto de premiación se realizó el sábado 4 de mayo a las 20:30 hs. en la sala Adolfo Bioy Casares, Pabellón Blanco, como parte de la programación de la 48a Feria Internacional del Libro en Buenos Aires. La novela de Piro, editada por Interzona, fue distinguida como el mejor libro argentino de creación literaria por un jurado integrado por reconocidos periodistas, escritores, académicos y figuras relevantes de la cultura. Bajo la presidencia de Santiago Kalinowski, el jurado estuvo integrado por Danilo Albero, Carlos Aldazábal, Graciela Aráoz, Natalia Blanc, Nelly Espiño, Leonor Fleming, Silvina Friera, Omar Genovese, Ignacio Iraola, Agustina Larrea, Antonio Las Heras, Hugo Levin, Mónica López Ocón, Adriana Lorusso, Cristina Mucci, Rafael Oteriño, Héctor Pavón, Flavia Pittella, Osvaldo Quiroga, Julia Saltzmann, Máximo Soto, Canela Gigliola Zecchín, Eugenia Zicavo y Patricio Zunini. Durante la ceremonia estuvieron presentes Alejandro Vaccaro, Presidente de la Fundación El Libro; Guido Indij, editor de Interzona; el autor premiado, Guillermo Piro; y los miembros del jurado. "La calidad del premiado está en íntima relación con la calidad del jurado”, dijo Vaccaro, quien destacó además la “trayectoria impresionante” del autor. “Siento una profunda admiración por su obra y este premio de la crítica a este náufrago sin isla nos llena de placer”, agregó el Presidente de la Fundación El Libro. "Le quiero agradecer a la editorial y al mosquito de dengue que lo picó a Indij. Me dijo que durante ese padecimiento el libro lo había acompañado”, dijo Piro al recibir el galardón. El autor de El náufrago sin isla leyó la carta que Albert Camus le escribió a su maestro de escuela después de recibir el Premio Nobel de Literatura. “Sin usted, sin la mano afectuosa que tendió al niño pobre que era yo, sin su enseñanza no hubiese sucedido nada de esto”, leyó Piro, quien reconoció sentir el mismo agradecimiento hacia uno de sus maestros de escuela primaria. “No sé qué habrá visto, pero puso en movimiento una maquinaria que me trajo hasta acá”, dijo el autor y le agradeció a Pepe, su maestro de sexto grado, quien estuvo presente durante la premiación. "Queremos agradecer a Guillermo por haber confiado en nosotros con esta novela y a la Fundación El Libro por este premio”, dijo Guido Indij, editor de Interzona. El ganador recibió la distinción de la Fundación El Libro y un premio por 500 mil pesos. Por su parte, la editorial también recibió una placa de distinción. Guillermo Piro (Avellaneda, 1960) es escritor, periodista y traductor. Uno de sus notables enfoques ha sido la reedición de las obras de Héctor A. Murena. Piro ha contribuido como periodista freelance en diversas publicaciones tanto nacionales como extranjeras. Piro ha traducido, entre otros, a Juan Rodolfo Wilcock, Roberto Benigni, Emilio Salgari, Giuseppe Tomasi di Lampedusa, Andrea Zanzotto, Carlo Maria Cipolla, Enrico Brizzi, Federico Fellini, Paolo Rossi, Melissa P. y Ermanno Cavazzoni. Como autor, publicó las novelas: Versiones del Niágara (2000), Celeste y Blanca (2009), La comedia de una madre (2017), La heterogénesis de los fines (2019) y El náufrago sin isla (2023, interZona); el libro de cuentos Guillermo Hotel (2008, 2020); los ensayos Instrucciones para doblar una esquina (2012), Qué cómico resultaba cuando era un muñeco (2013) y A causa de un equívoco banal y transparente (2022); y los poemarios La golosina caníbal (1988), Las nubes (1993), Estudio de manos (1999), Correspondencia (2003), Saint Jean-David (2007) y Desde estas hermosas playas (2010). Actualmente es editor de Cultura del Diario Perfil.

martes, 30 de abril de 2024

Iom Ha Shoà ve ha gburà, Dìa del Holocausto y el Heroìsmo : “El fin de la guerra significó para mí, como sobreviviente, el comienzo de un duelo que me acompaña hasta hoy, también significó iniciar un camino para intentar comprender la siniestra dimensión de los crímenes que ocurrieron, la naturaleza de esa pesadilla y lo oscuro y estremecedor que resulta el fantasma de la guerra del hombre contra sí mismo" ( Jacks Fuchs, 1996)

Toda esta tragedia judía es al mismo tiempo una tragedia universal. En verdad, no soy un sobreviviente sino un resucitado. Después del fin de la guerra, seguían muriendo infinidad de personas. Y las que sobrevivían no soñaban con la venganza. Yo no sé si eso está bien o mal, pero, por mi parte, yo tampoco soñaba con vengarme. Sólo pensaba en cómo recomenzar, una vez más, a vivir”, explicó en Tiempo de recordar Jack Fuchs, Nacido en Lodz, Polonia, en 1924, en una familia judía, fue el segundo de cuatro hermanos. El 8 de septiembre de 1939, a poco de desatada la Segunda Guerra Mundial, la armada alemana, que acababa de invadir Polonia, se apoderó de Lodz. Al año siguiente, ya quinceañero, fue encerrado, junto a toda su familia, en el gueto de su ciudad, uno de los primeros que crearon los nazis. Allí permaneció encerrado cinco años y luego fue transferido, en agosto del 44, al campo de concentración de Auschwitz, donde vio por última vez a sus padres y a sus hermanos, que no sobrevivieron al campo. Fue rápidamente seleccionado para ir a trabajar al campo de Dachau, donde permaneció prisionero hasta el fin de la guerra. Tenía 21 años y sólo pesaba 38 kilos cuando terminó el horror. Padecía tifus y tuberculosis; y como pudo llegó a una granja de donde más tarde fue llevado hasta Saint Ottilien, un antiguo monasterio transformado en hospital. Fue allí donde, como solía decir, “volvió a nacer”. Muchos años más tarde, en 2010 en Pàgina 12, contó que, apenas empezando a recuperarse físicamente de las secuelas de los campos, rechazó el ofrecimiento de una tía instalada en la Argentina y se fue a los Estados Unidos: “Debieron pasar muchos años y muchos divanes para que me percatara del miedo que en aquel entonces había tenido, de enfrentar las preguntas que mi tía podría haberme hecho. ¿Qué pasó con tu mamá? ¿Y con tu papá? ¿Qué, con tus hermanos? ¿Y tus primos? Yo me había negado, tajante, a exhumar esos recuerdos sin lápida”. En 1946 llegó a Nueva York y vivió en Brooklyn, con ayuda del International Rescue Committee. Recién en 1963 se estableció definitivamente en la Argentina, donde se casó con una mujer de familia francesa y armaron un negocio de confección de ropa. “Uno no puede vivir con un dolor. La naturaleza misma te ayuda, hace un filtro. Uno no se propone recordar ni se compromete a no olvidar. La gente sigue”, expresó. Y confesó que nunca relató a su hija ni a sus nietas su experiencia en los campos nazis. En 1993, al cabo de medio siglo de silencio, Jack Fuchs fue interrogado por la Fundación Steven Spielberg, cuyo objetivo es recoger y conservar los testimonios de los sobrevivientes del holocausto. Desde entonces, salió de su mutismo y se dedicó con intensidad a hacer conocer la Shoah. Para eso dio innumerables conferencias en instituciones, escuelas y universidades y publicó libros en los que relató su experiencia, entre los que se destacan Tiempo de recordar (1995) y Dilemas de la memoria (2006), que describe el período que va desde su infancia en Lodz hasta Auschwitz. De todas maneras, los intereses de Fuchs fueron de un alcance mucho más general y reflexionó sobre la discriminación, los derechos humanos, y sobre todo acerca del silencio del que es capaz la humanidad cuando se enfrenta a un crimen en el momento en que se está cometiendo. Y puso en un plano de igualdad (en ese aspecto), la Shoah, Hiroshima y Dresde. “El fin de la guerra significó para mí, como sobreviviente, el comienzo de un duelo que me acompaña hasta hoy. También significó iniciar un camino para intentar comprender la siniestra dimensión de los crímenes que ocurrieron, la naturaleza de esa pesadilla y lo oscuro y estremecedor que resulta el fantasma de la guerra del hombre contra sí mismo, más allá de las infinitas justificaciones que utilicen los seres humanos para convencerse de sus motivaciones. Es ésa la guerra que está detrás de todas las demás”, expresó en 2006 a Página 12. Por su trabajo y su compromiso con los derechos humanos, en julio de 2010 la Legislatura porteña lo nombró Ciudadano Ilustre. Hace unos años, luego de un viaje de vuelta a Polonia y de una recorrida por los lugares que marcaron su vida y los campos de concentración transformados en museos y sitios de memoria, reflexionó: “Ocho días en Auschwitz fueron una eternidad, ocho horas en Auschwitz fueron una eternidad, porque todo estaba limpio, no quedaba nadie. Es muy difícil que la gente entienda esto y al sobreviviente”. Fuchs negaba que los aliados hayan liberado Auschwitz, sostenía con rigor que “Los aliados permitieron que durante toda la guerra la matanza se ejecutara sin obstáculos. “Hoy, escribo esta nota y me es difícil retroceder en el tiempo y verme en el planeta Auschwitz (digo planeta irónicamente, para evocar la idea de que la tierra, los hombres, no podrían dar forma a una máquina semejante de muerte, pero sin embargo fue en la en la tierra y son los hombres), donde los SS eran dioses siniestros que decidían sobre la vida y la muerte a cada momento. Henry Ibsen dijo que la mayoría no siempre tiene razón. Las Naciones Unidas, todas las organizaciones que preparan actos para la ocasión, la mayor parte de la prensa mundial hablan en estos días de la “Liberación” de Auschwitz, para mí se trata de una ironía de mal gusto, no puedo pensarlo de otro modo, quizá se trata sólo de una imprecisión en el lenguaje, quizá las cosas van más rápido que el lenguaje, pero no creo en esta interpretación, las palabras siguen hablando y a su modo dan cuenta siempre, fatalmente, de la verdad que ponen a cada momento en juego: las palabras y la verdad de lo que dicen y ensombrecen” Con una mirada crítica interrogaba ¿,Yo pregunto! o (me gustaría escribir como Zola: yo acuso, pero me reservo esa gravedad y ese entusiasmo ya un poco anacrónicos), ahora, 60 años más tarde, señores: ¿por qué los campos nunca fueron liberados? Y más, pregunto: ¿es la misma persona, soy el mismo, que hace 60 años, hasta unos meses antes, caminaba, si puede llamarse a eso caminar, entre los pabellones? . Fuchs reprobaba lo escrito en la entrada de Auschwitz :” Una placa escrita en 19 lenguas (hasta 1991 ese texto no figuraba ni en idish ni en hebreo), que pretende dar testimonio universal de la tragedia. Se lamentaba que se lo iguale a, por ejemplo a la casa del poeta Víctor Hugo “ Cuando el turista se pasea por Le Marais, en París y lee “aquí vivió Víctor Hugo”, el turista se detiene, se estremece, dice “Ah, la casa de Víctor Hugo”, y después sigue, hay muchas otras cosas para ver, se hace t! arde y quiere volver a su cuarto de hotel, sacarse los zapatos y tomar una ducha. Finalmente, dejó una frase en el documental que se hizo sobre su vida: ”El árbol de la Muralla”, en relación lo que hay que hacer cuando se relata la Shoá "no es conveniente arrojar cadáveres ensangrentados cuando se trata del delicado arte de la transmisión del Holocausto". A su vez el director del filme, reflexionó sobre su obra :” Y lo que él y su equipo intentaron: respetar esa idea para no caer en "la pornografía del horror, punto de vista que obtura cualquier posibilidad de llegar a algún grado de reflexión". Fuentes: Lòpez Fernando (2013) Dar testimonio sin odio, La Naciòn,Buenos Aires. Fuchs,Jacks ( 1995) “Tiempo de recordar”, Milà ,Buenos Aires. Jack Fuchs: «Auschwitz y la Shoá crearon un universo que nadie pudo entender, Educ.ar La última muerte de Jack Fuchs, Pàgina12, 26 de agosto de 2017 -

lunes, 29 de abril de 2024

1 de Mayo: Día internacional de las trabajadoras y trabajadores, las voces de las mujeres :que el género no sea tomado como categoría diferencial para separar y/o excluir.

El Día Internacional de las trabajadoras y los trabajadores, 1 de Mayo, se nos presenta como una jornada donde se reconocen y realizan diferentes reivindicaciones sociales y laborales a favor de las clases trabajadoras. En 1886 fueron ejecutados trabajadores de Estados Unidos tras realizar una serie de huelgas en reclamo de mejores condiciones laborales. Estos trabajadores fueron bautizados posteriormente como los Mártires de Chicago y es en su homenaje que se conmemora este día. En los registros históricos fotográficos generalmente encontramos imágenes de varones relacionados a movimientos socialistas y anarquistas. En correlato con el fuerte trabajo priorizando a la ESI como pedagogía del cuidado y desde las perspectiva de género proponemos también visibilizar a las mujeres quienes tuvieron y tienen un rol clave, pero no mencionado, en la celebración de éste día. Es por ello que consideramos fundamental acercar la historia del movimiento obrero también a través de la lucha feminista, sector fundamental pero muchas veces olvidado en la busqueda de equidad en el mundo laboral. Desde esta perspectiva consideramos importante vincular otros acontecimientos históricos como el 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, en el que se recuerda a un grupo de mujeres costureras de la fábrica Cotton Textile Factory quienes en el año 1908 se proclamaron en huelga por la reducción de la jornada laboral a 10 horas, salario igualitario al que percibían los hombres que hacían las mismas actividades y mejora en las condiciones de trabajo. Los dueños encerraron a las trabajadoras obligándolas a permanecer dentro del establecimiento y provocaron un incendio en su interior que provocó la muerte de 129 de ellas. Los hechos mencionados son de gran relevancia para el movimiento obrero internacional y, sin embargo, el peso que tienen dentro de la esfera pública no es el mismo. Reciéntemente en el año 2017, diferentes grupos dentro del movimiento feminista lograron impulsar el primer Paro Internacional de Mujeres bajo el lema “si nosotras paramos, se para el mundo” con el objetivo de visibilizar las desigualdades sociales, económicas y culturales que enfrentamos las mujeres y las disidencias sexuales. Si bien, la manifestación se realizó en alrededor de 50 países y muchas mujeres pudieron visibilizar estos reclamos, numerosas trabajadoras, pertenecientes tanto a la economía formal y como a la informal, les fue imposible ausentarse de sus espacios de trabajo para unirse a la lucha, ya que el 8 de marzo sigue siendo un día laborable. La autora italiana Silvia Federici en su obra “Calibán y la Bruja”¹ desarrolla la idea de “domesticación” de las mujeres durante el proceso de acumulación capitalista a partir de la caza de brujas. Así la redefinición de la feminidad y la masculinidad estableció lo que conocemos como “división sexual del trabajo”. Es decir, la diferencia clara entre el trabajo productivo en manos de los varones y las tareas del hogar y reproductivas en manos de las mujeres. De esta manera, el salario establece un supuesto de trato justo en donde percibir una remuneración significa formar parte de un contrato social y ser reconocido como “trabajador”. La lucha y el reclamo sostenido de colectivos feministas y agrupaciones promueven la equidad de género. Políticas públicas, dando respuestas, avanzan sobre el reconocimiento y concreción de Derechos, entre ellas podemos nombrar: Ley 27499: Ley Micaela de capacitación obligatoria en género para todas las personas que integran los poderes del estado. Ley 27636 Ley de promoción de acceso al empleo formal para personas travestis,transexuales y transgénero "Diana Sacayan-Loahana Berkins". Ley 26485 Ley de Protección Integral a las Mujeres. Ley para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia. Ley 27580 Convenio sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo. Ley 27412 Paridad de Género en Ámbitos de Representación Política. Ley 26743 Identidad de Género. Ley 13010 Derechos Políticos de la Mujer. Lo aquí expresado se complementa y amplía en los contenidos de las siguientes publicaciones: 1 de mayo: Día de los trabajadores y las trabajadoras | Campus Educativo El 1 de Mayo nos convoca a reflexionar sobre la igualdad de condiciones y oportunidades para lograr que cada una de las personas se posicionen por encima de las diferencias y que el género no sea tomado como categoría diferencial para separar y/o excluir. Nos encontramos en pleno proceso de cambio donde las acciones educativas y rol docente como garantes de derechos nos sitúan en un lugar de compromiso y responsabilidad social. Referencias: https://www.traficantes.net/sites/default/files/pdfs/Caliban%20y%20la%20bruja-TdS.pdf Bibliografía consultada: Federici, Silvia. Calibán y la bruja: mujeres, cuerpo y acumulación originaria. – 1a ed. – Buenos Aires: Tinta Limón, 2010 Gentili, Pablo. LA EXCLUSIÓN Y LA ESCUELA: el apartheid educativo como política de ocultamiento. Laboratorio de Políticas Públicas (LPP) Universidad del Estado de Río de Janeiro (UERJ) 2021. Rodríguez Enríquez, C: “ECONOMÍA DEL CUIDADO Y POLÍTICA ECONÓMICA: Una aproximación a sus interrelaciones “, 2005 Equipo provincial de Educación Sexual Integral. “Día de los trabajadores y las trabajadoras”. Ministerio de Educación de Santa Fe. 2021 Equipo pedagógico de Educación Inicial. “La dignidad del trabajo”. Ministerio de Educación de Santa Fe. 2020 Sitios consultados: http://www.sociales.uba.ar/ Imagen de placa: Manifestación, Antonio Berni. Año: 1934 fuente:Campus Educativo, Ministerio de Educaciòn de la Provincia de Santa Fe, 2022.

domingo, 28 de abril de 2024

Brindo porque, en un futuro muy cercano, nuestra amada Universidad Pública esté funcionando a pleno y cada vez con más estudiantes, porque nuestras instituciones y medios culturales puedan trabajar por entero y con todo su personal para el desarrollo y la difusión de nuestra cultura; ( Liliana Heker, inauguraciòn de la Feria del Libro2024) 2024

Discurso de Liliana Heker Inauguración de la 48.° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires Quiero celebrar de manera muy especial esta Feria y, en particular, al objeto impar que la convoca: el libro. En cierto modo, siento algo similar a lo que, medio siglo atrás, experimenté en mi primera feria. Y no se preocupen por hacer cuentas: tengo muy claro que esta, tal como se la conoce quienes no lo vivieron que hubo ensayos anteriores – lo investigué hace poco para apuntalar mi recuerdo—, ferias más o menos callejeras organizadas por la Sociedad Argentina de Escritores. Esa de hace medio siglo fue para mi historia personal una Feria del Libro con todas las de la ley y la viví con una intensidad irrepetible. Me recuerdo, radiante de felicidad, recorriendo los stands junto a mucha gente que parecía tan entusiasmada como yo, y vendiendo números atrasados de El escarabajo oro en un pequeño puesto editores independientes que nos habían cedido un espacio, y hasta firmando a una lectora desconocida un ejemplar de mi libro Acuario, publicado gracias a ese emprendimiento cultural extraordinario que fue el Centro Editor de América Latina, arrasado pocos años después por la dictadura cívico-militar. Esa Feria fue singular para mí porque fue la primera. Y siento que esta también lo es, aunque por otros motivos. Presumo que muchos de ustedes se estarán preguntando algo similar a lo que, durante los últimos tres meses, me estuve preguntando yo: ¿tiene sentido celebrar esta nueva emisión de la Feria del Libro en un país en el que día a día crecen la pobreza y la indigencia, hay millares de despidos sin fundamento, la salud y la educación pública están en emergencia, la obra pública fue cancelada, nuestras universidades son desfinanciadas al punto de correr el riesgo de cerrar sus puertas, la investigación científica y tecnológica y el ejercicio de la ciencia y la tecnología están siendo devastados, toda institución o medio que favorece el desarrollo y la difusión de la cultura ha sido desvirtuado o borrado, se entregan nuestras riquezas naturales y el Estado. parece ausente aun en caso de epidemia? Confieso que más de una vez una noticia de último momento hizo tambalear este texto mío aun antes de que empezara a darle forma. Y sin embargo acá estoy, celebrando, como hace medio siglo en mi primera Feria, el estar rodeada de libros y de una concurrencia que, sospecho, en buena medida viene acá porque anda buscando algo preciso o tal vez difuso que espera encontrar en un libro. Ahí está el punto: creo que el libro adquiere una significación muy especial en estos momentos. Por la inagotable diversidad de posibilidades que implica, y por ser el exponente de un amplísimo registro del conocimiento y del arte, me parece atinado instalarlo como un justo representante de todo lo que hoy es atacado en el campo de la cultura. Reivindicarlo entonces se me hace una cuestión imperiosa. Y no como autora, aunque la escritura sea el trabajo que amo: no es ese trabajo mío y privado el que corre riesgo. Aun durante la dictadura, dentro del pequeño ámbito de libertad de las cuatro paredes de mi pieza seguí escribiendo y ese trabajo y nuestra revista me sostuvieron en esa época de brutalidad inédita. Y estoy convencida de que, quienes nos dedicamos al trabajo creador, seguiremos encontrando también ahora nuevas motivaciones y nuevas formas de expresarnos y de estar presentes. Teatro Abierto fue una presencia muy fuerte durante la dictadura, y el Teatro Comunitario, una expresión luminosa en la crisis del 2001; no vamos a resignarnos al silencio, de eso no me cabe duda. Pero lo que quiero reivindicar reivindicar la lectura. En primer lugar, la lectura de ficciones, esa aventura maravillosa que algunos tuvimos la fortuna de experimentar desde chicos; la posibilidad de que se nos amplíe infinitamente el campo de nuestra experiencia, de que mundos desconocidos, o aun puramente imaginados o soñados o temidos se abran ante nosotros; de que todo sentimiento humano, por elevado o miserable que sea, -el heroísmo, el crimen, la demencia, la belleza, el dolor, la pérdida, el disparate, el absurdo, el miedo, el horror, la muerte-, se nos revelen en crudo de tal modo que nos ayudan a conocer a otros y a conocernos, a conmovernos con el dolor ajeno, a indignarnos con la injusticia y a apreciar hasta límites inesperados la belleza; a entablar, en suma, ese diálogo privado con un poema, con un cuento, con una novela, que nos permite interpretar e interpelar al texto, ambiguo e inagotable por su propia naturaleza, e ir descubriéndole sus distintas capas de significación. Y hago extensiva esta lectura múltiple a quien asiste a la puesta de una obra de teatro y a la exhibición de una obra cinematográfica, y también a quien observa una obra pictórica o una escultura o una fotografía artística. La obra de arte, en suma, nos convierte en espectadores-lectores agudos. Nos enseña y nos conmina a leer, no solo cada obra en sí; a leer cualquier dato de la realidad, por encubierto o indeseado que ese dato sea. Y cuando hablo de leer no aludo solo a la creación ficcional o artística. El acto de leer permite un diálogo libre y personal con cada cuestión en la que un lector elige sumergirse. Me refiero a la ciencia, a la filosofía, a la historia, a las religiones, al análisis político o económico o jurídico, al humor, a la mitología, al testimonio, a la biografía. Por eso, al referirme al libro estoy aludiendo a todo el amplio arco de la cultura. Y, en particular, a una condición asociada a la lectura, e irreemplazable: saber leer. No me refiero a “saber leer” en su significación primaria. Aunque también, ya que descifrar letras y palabras, estar alfabetizado, es la base sin la cual no se puede hablar de democracia plena. Hace muy poco, cuando se conmemoraron los cuarenta años de democracia, me pidieron una opinión al respecto. Escribí entonces: “Democracia plena, según lo entiendo, implica un pueblo soberano. Pero para que un pueblo sea realmente soberano tiene que estar en condiciones de elegir libremente, no solo a sus gobernantes, también su destino. Y para que cada uno pueda elegir su propio destino se necesita, ante todo, igualdad de oportunidades. Que cada habitante del país haya recibido y reciba una alimentación completa y nutritiva, que pueda acceder a una excelente educación en todos los niveles, que su salud esté protegida, que pueda conseguir un trabajo que cubra sus necesidades, que tenga una vivienda decente. ¿Hemos alcanzado en los últimos cuarenta años esa meta mínima? Basta mirar un poco a nuestro alrededor para saber que no. Hay mucha miseria en nuestro país, y eso implica que parte del pueblo no es soberano, que no actúa por elección sino por desesperación”. Creo que en esa meta mínima que señalé reside la condición imprescindible para que una persona sepa leer en el sentido amplio al que me referí hace un momento. No se trataría solo de interpretar un texto y extraer de él un conocimiento nuevo o alguna capa profunda de su significación; También de tener la capacidad de leer señales, descifrar gestos, desentrañar intenciones no evidentes, investigar datos; quien sabe leer es capaz de interpretar la realidad más allá de su apariencia más visible, o de la figura que le quieren imponer, o aun de la imagen que él mismo querría que tuviera. Y acá voy acercándome a una cuestión que me importa indagar: por qué esta intención manifiesta, por parte del gobierno, de menoscabar o suprimir toda institución o medio de comunicación que favorezca o divulgue el conocimiento, el desarrollo científico, la creación artística y la formación universitaria. Un intento de explicación que circuló cuando empezó a conocerse parte de estas medidas fue que habrían sido propuestas como una forma de distracción; para que pasaran a segundo plano otras medidas más pesadas, como podría ser la venta de nuestras riquezas naturales y empresas estatales, o la destrucción de la industria nacional y de las pymes en favor de los grandes monopolios. Sin duda una explicación tan ingenua solo podía estar rovocada por la perplejidad inicial. O tal vez fue una manera de eludir toda asociación con la frase tan temible que se le atribuye a Joseph Goebbels: “Cuando escucho la palabra ‘cultura’ desenfundo la pistola”. En cuanto al argumento que se utilizó desde distintas áreas del gobierno de que estas instituciones y medios culturales se llevaban los recursos que deberían estar destinados a los niños hambrientos, me pareció por lo menos sospechoso. Por dos motivos. El primero: con solo explorar mínimamente el modo en que se financia buena parte de estas instituciones se podría advertir que eliminarlas no va siquiera a atenuar el problema del hambre. El segundo porque, de acuerdo a las políticas que se están llevando a cabo, el hambre en sectores cada vez amplios de nuestra sociedad no parece ser una cuestión de interés para el gobierno. El haber dejado de enviar recursos para los comedores comunitarios resulta una prueba bastante nítida, aunque no es la única. A propósito: vi la interminable cola que se formó para acceder a una ración de alimentos al día siguiente de que se anunciara, de manera algo demencial, que cada necesitado debería solicitar por las suyas su ración al Ministerio de Capital Humano. Veinte cuadras tenía la cola, supe después. Y también supe que nunca se atendió a nadie. Antes de que llegara a destino el primer solicitante de la fila, la ventanilla se cerró y a otra cosa mariposa. Semejante crueldad es difícil de concebir, pero ocurrió. Y yo me pregunté: ¿cómo se puede no reaccionar ante una falta tan evidente del más mínimo respeto por un semejante? Y entendí dos cosas: Una: para la funcionaria o funcionario que ordenó cerrar la ventanilla, los que estaban haciendo esa cola no eran sus semejantes. Otra: resistirse a ver la realidad como es puede ser una salida cuando no se ve otra salida. Los que inútilmente estuvieron haciendo cola se negaban, al menos en ese momento, a ver lo que realmente acababa de pasarles. De lo que podría desprenderse algo como esto: que los argentinos no analicemos los mensajes, que no sepamos leer, puede ser a nivel gubernamental un buen modo de evitarse problemas. Y sugiere una explicación probable para el ataque que se viene haciendo a toda institución o medio que favorezca el aprendizaje, el conocimiento, la reflexión, y la actividad cultural en general. El objetivo de ese ataque, conjeturé, sería reducir al máximo el número de los que saben leer: apocar, diríamos, al adversario potencial. Y ya que utilicé un verbo tan borgeano como “conjeturar” voy a recurrir a Borges para tratar de explicarme. En su asombrosa y desopilante nota El arte de injuriar reproduce este episodio citado por De Quincey: “A un caballero, en una discusión teológica o literaria, le arrojaron en la cara un vaso de vino. El agredido no se inmutó y dijo al ofensor: ‘Esto, señor, es una digresión, espero su argumento’”. Saber leer, creo, es advertir que, pese a lo extravagante del impacto, un vaso de vino en la cara carece de argumento. Y, para el estilo de comunicación que viene eligiendo el gobierno, implica una posibilidad riesgosa: que se advierta la falta o la falla de los argumentos. Si cada argentino tuviera la capacidad de saber leer –si contara con los elementos para adquirirla- ¿qué pasaría con los pronunciamientos o exabruptos que se suelen lanzar? ¿Estarían en riesgo de perder su eficacia? Como anticipo pongo un ejemplo: las dos promesas de un bienestar inefable que nos va a compensar de lo mal que lo estamos pasando en la actualidad. La primera: dentro de treinta y cinco años este va a ser un país poderoso; la segunda: Argentina va a volver a ser ese gran país que fue a comienzos del siglo veinte. En cuanto a la primera promesa, el aparente rigor científico que confiere una cifra tan exacta lleva a preguntarse: ¿dónde están los estudios que explican por qué vamos a alcanzar ese estado de bienestar exactamente dentro de treinta y cinco años? Dejando de lado que como consuelo es un poco pobre ya que buena parte de los beneficiarios vamos a estar muertos: de vejez, de hambre, o por falta de medicamentos, lo de los treinta y cinco años me trae a la memoria una expresión que se usaba cuando yo era chica: el año verde. Cuando alguien trataba de acallar algún reclamo nuestro prometiéndonos que lo deseado iba a ocurrir, pero en un futuro que veíamos altamente improbable, decíamos: Sí, esto va a pasar el año verde. En cuanto a la segunda promesa: llegar a ser tan prósperos como un siglo y pico atrás, dejando de lado que, ya de por sí, un retroceso histórico de más de un siglo parece un poco dudoso como ideal, me gustaría saber si quienes se dejaron seducir por esa promesa de prosperidad se preguntaron cómo era realmente el país a comienzos del siglo veinte. ¿Tienen alguna idea de que en esa época había un grupo minoritario al que la sabiduría popular denominó “los de la vaca atada” porque viajaban habitualmente a Europa, y con su propia vaca para que, a sus niños, en el barco, no les faltara la saludable leche nacional, mientras que, en general, el pueblo se moría de hambre? Creo de verdad que quienes promocionan esa meta de retroceder al año 1900 no mienten cuando dicen que ese es el país al que aspiran, pero fuera de estos nuevos representantes de la vaca atada, ¿serán muchos los que quieren vivir según ese modelo? ¿O simplemente no creyeron necesario, o no tuvieron los recursos, para indagar en su significado? Es razonable suponer que sería la confianza en que, por razones diversas, un buen número de argentinos no analiza los mensajes lo que le permite al gobierno largar al ruedo cifras inverificables: una hipotética futura inflación del 15.000 por ciento, pongamos por caso, que no se explica cómo ni cuándo se habría alcanzado pero que –se nos comunica con alegría—no vamos a alcanzar gracias a un plan económico exitoso: celebremos. “La gente está contenta”, le escuché decir al ministro de economía y me pregunté: ¿de qué gente está hablando? ¿Con qué elementos construyó una generalización tan categórica? ¿Caminó alguna vez por la calle?, ¿vio a los que duermen en las veredas?, ¿trató al menos de imaginarse la desesperación de alguien que va a un comedor comunitario para calmar su hambre y ni siquiera allá encuentra comida? ¿Habló con alguno de los que, sin justificación, acaba de ser despedido? ¿O simplemente la frase le pareció simpática y la largó sin mucho problema? Debo decir que en algunos casos la irresponsabilidad verbal es tan desembozada que más bien se parece a un chiste: es el caso del vocero presidencial cuando aclaró que no era cierto que a los jubilados un aumento prometido se les iba a pagar en dos cuotas; no: simplemente se lo haría “en dos momentos distintos”. Si a esta pequeña antología de sinsentidos se le suman ciertos exabruptos al estilo de “El Estado es una organización criminal” o “La justicia social es un concepto aberrante”, se podrá sospechar que muy difícilmente el discurso –o no-discurso— oficial resistiría una lectura mínimamente atenta. En cuanto a la crueldad manifiesta que puede advertirse, por ejemplo, en la explicación de la canciller: ya que los jubilados se van a morir, qué sentido tendría darles préstamos; o en el razonamiento de un diputado: si un padre necesita a su hijo en el taller, es libre de no mandarlo a la escuela; pienso que para entender lo inhumano de estas “propuestas” basta con una mínima sensibilidad ante el sufrimiento, la injusticia y la impiedad. ¿Cómo protegerse de cuestionamientos que parecen casi inevitables? Un camino sería cercenar las posibilidades de acceso a una lectura analítica o sensible de la realidad y, si fuera factible, a la lectura en general. No conocer la historia, no tener elementos para cotejar el contexto actual con otros contextos o para delinear un futuro deseado. Una “sorpresa” del Doctor Martín Menem ilustra con bastante nitidez esta intención. Después de la manifestación multitudinaria del 24 de marzo dijo con cierta alarma que no se explicaba el motivo por el cual habían asistido jóvenes de dieciocho años a esa manifestación ¿Cómo?, parece expresar con su perplejidad, ¿así que hay jóvenes enterados de que ese día hubo un golpe cívico-militar que instauró un régimen que asesinó, torturó, hizo desaparecer a 30000 personas entre quienes había viejos, adolescentes, monjas, curas, y que además robó bebes recién nacidos? Y al parecer no solo están enterados, Doctor Menem; hasta dio la impresión de que les importan esos crímenes, que tienen la capacidad de entenderlos en carne propia, que saben que hubo mujeres heroicas que hicieron historia luchando por la aparición de sus hijos desaparecidos y de sus nietos robados y que hoy siguen luchando; esos adolescentes deben alguna información sobre nuestra historia reciente porque vivaron a las madres y a las abuelas de Plaza de Mayo y se manifestaron con tanta emoción y con tanto compromiso como todos los otros millares de personas de todas las edades que estábamos allí. Algo está fallando en el programa, sin duda: pese al empeño gubernamental no se ha podido conseguir, hasta el momento, una nueva y completa generación de ignorantes. Según se desprende de la perplejidad del Doctor Menem, ese parecería el propósito que se está buscando. Porque si no, ¿de qué se asombraría? ¿No fueron jóvenes los que hicieron la reforma universitaria de 1918? ¿No fueron estudiantes secundarios y universitarios quienes defendieron en 1958 la ley de enseñanza laica, gratuita y obligatoria? Los jóvenes en nuestro país siempre estuvieron a la vanguardia en las luchas. Y no pretendo dar un único signo a esas luchas. Fueron jóvenes universitarios quienes se opusieron al general Perón durante su primer gobierno y también fueron jóvenes, universitarios o no, quienes lucharon por que volviera años después. Fueron jóvenes universitarios, junto con los obreros, los que protagonizaron el Cordobazo en 1968, y dieron el gran puntapié inicial para acabar con la dictadura militar iniciada en el 66. Desde distintas posiciones, encararon una lucha y parecían saber por qué estaban luchando. Ahora, lo que en apariencia se busca es que los jóvenes, y los no tan jóvenes, carezcan de la oportunidad de acceder a la historia y de los recursos para actual en busca de un destino elegido, que sean incapaces incluso de desentrañar qué destino están construyendo otros para ellos. Lo que se intenta, en suma, desfinanciando las universidades, desprestigiando el trabajo docente, cancelando un programa que auspiciosamente se llamaba “leer aprendiendo” y estaba destinado a los chicos de las escuelas, cerrando centros de investigación de enorme prestigio (y podría seguir con un largo y doloroso etcétera) lo que se intenta, decía, es negarles a estos jóvenes, negarnos a los argentinos, la libertad de elegir. Que estemos desinformados, que nos adormezcamos bajo el arrullo de invectivas, anuncios inconsistentes, insultos a mansalva y “verdades sagradas” que no admiten réplica. No es descabellado conjeturar que la ignorancia puede tener un considerable peso estratégico. Mirando a mi alrededor y animándome, yo sí, a ver lo que no me gusta ver, debo admitir que no parece un objetivo inalcanzable de conseguir que muchos desesperados no entiendan -necesiten no entender- que debajo de tanto exabrupto tal vez haya propósitos que van en contra de sus intereses. Y, sobre todo, advertir que unos cuantos no- desesperados se sienten cómodos entre tanto grito, tanto insulto y tanta teoría express, al punto de que no miden o no les importan las consecuencias. Sin embargo, me animo a arriesgar que, como objetivo, esto de “ignorancia para todos” no va a llegar muy lejos. Ante todo, porque en momentos difíciles como el actual termina imponiéndose una lectura irrefutable de la realidad que no necesita de estudios previos: es la inducida por el hambre, y por la angustia de haber sido despedido del trabajo sin razón, y por cualquier otra injusticia que duele de cerca. Lecturas que –la historia universal y nuestra propia historia lo demuestran-- encuentran su expresión en la calle. La calle que, pese a la intención oficial de demonizarla, es la voz de los que no tienen voz. Y de los que no son escuchados. Y de los que queremos que, junto a todos los demás, se nos escuche. La marchas multitudinarias y altamente conmovedoras y comprometidas que ocurrieron este martes en Buenos Aires y en todo el país son una prueba muy clara de lo que digo. Solo leer los carteles que llevaban los estudiantes, la agudeza y la profundidad de lo que expresaban, fue una comprobación nítida de que el conocimiento y la sensibilidad son más valiosos que los insultos. Confieso que pocas veces canté el himno con tanta emoción y sintiéndome tan acompañada como ese día en Plaza de Mayo. Pero no voy a detenerme en esas expresiones ya que no son mi tema hoy. Mi tema hoy es la voz de los que sí tenemos voz. Los que tuvimos la oportunidad, y tenemos la decisión, de saber leer. Los que creemos que los argumentos y la solidaridad construyen más que los agravios y el odio; los que, al menos a grandes trazos, nos proponemos un país en el que las ideas, los análisis, las discusiones, prevalezcan sobre el vaso de vino arrojado en la cara. Pienso que, más allá de nuestra tarea específica, o a través de esa tarea, es necesario que demos testimonio de nuestra realidad y de nuestra historia. No solo en relación a nuestra actualidad; también respecto de lo que nos ocurrió en nuestro pasado reciente, ya que, así como se necesitan años de buena alimentación y enseñanza de calidad para crear un lector, inversamente, para producir semianalfabetos entre los sectores más sumergidos y vulnerables se requiere no solo años de pobreza; también muchas veces negligencia en las políticas sociales. En síntesis, el deterioro que vino sufriendo nuestro país sin duda tiene causas diversas pero desembocó unívocamente en la situación actual. Pienso que nos toca a nosotros analizarlo y dar cuenta de todo esto. En realidad, ese testimonio múltiple ya está empezando a ocurrir. Con lucidez y con pasión se están manifestando expertos de los sectores más diversos. Científicos, politólogos, economistas, universitarios, gente del teatro, del cine, de la literatura, gremialistas, juristas, docentes, trabajadores de diferentes áreas, pequeños empresarios, jubilados, periodistas, están haciendo oír su voz cada vez con más frecuencia y con más claridad. Es el principio de un camino, pienso. Estar bien despiertos y presentes. Porque no hay marcha atrás. Estamos en una situación nueva y tenemos que animarnos a verla, a decidir qué país queremos y a movernos en consecuencia. Ante todo, ponernos de acuerdo en algo muy básico: quiénes integramos este país. ¿La gente de bien? (escuché más de una vez desde representantes del oficialismo esta expresión poco confiable y me recordó a un humorista excepcional, Landrú, que irónicamente y para aludir a una clase que se consideraba encumbrada, dividía a los argentinos entre los mersas y “la gente como uno”). ¿Es esa “gente de bien” nuestro país o lo integramos todos los que lo habitamos? Porque en este último caso tendremos que admitir que a todos nos corresponden los mismos derechos. Para ser muy básicos: una buena alimentación, una educación de calidad, una salud protegida, acceso a una vida digna. Ahora, no dentro de treinta y cinco años: la vida que se pierde hoy ya no se recupera. Entre tanto podremos protagonizar todos los debates ideológicos que hagan falta. Es necesario que ocurran. Pero pienso que, cuando las papas queman, lo primordial es que encontremos los carriles de coincidir en lo esencial. El nuestro es un país que vale la pena. Esta Feria que desde hace casi medio siglo se viene llevando a cabo va a constituir mi primer ejemplo. Les cuento que, salvo una vez en que estaba de viaje, vine todos los años. Y que siempre la sentí como un espacio singular. No solo por el objeto impar que la convoca, también por la gente que la recorre. Y atención, porque a partir de acá, sin desentenderme del panorama sombrío que emergió hasta ahora, voy a mostrar mi hilacha optimista. Estuve en algunas Ferias de otros países, tan importantes o más que la nuestra. Vi libros de todas las editoriales, asistí a eventos, conocí celebridades. Pero casi no vi gente. Y en esta Feria nuestra, desde su primera emisión y aun en circunstancias históricas muy difíciles, el público viene, recorre los stands, busca o encuentra determinado libro, compra lo que puede, asiste a los actos culturales, habla con algún escritor, se encuentra con un amigo que hace tiempo no veía. Siente que este es un lugar que le pertenece. En nuestro país, en suma, el libro importa. Y ese es un dato nada desdeñable acerca de cómo somos. O de cuáles son nuestras posibilidades. Y no es el único dato. El movimiento teatral argentino es excepcional, nuestro cine es valorado acá y en el exterior, nuestros científicos son requeridos y admirados en todo el mundo, hay una literatura notable y, doy fe, siguen apareciendo año tras año nuevos y valiosos escritores, nuestros humoristas son de primer nivel, tenemos músicos y letristas admirables, numerosas editoriales y revistas independientes que se hacen a pulmón, y que, en las buenas y en las malas, publican un material de primer nivel. Pero no solo eso: es notable el sentido del humor popular, que se puede palpar en cualquier calle o en cualquier colectivo, y que muchas veces nos salva de la desesperación; milagrosamente persiste el hábito de encontrarnos en un café solo para conversar, seguimos manejándonos para arreglar lo que haga falta con un alambrecito. Y todo eso también es cultura, nuestra cultura, la que tenemos que preservar. No se asusten: no tengo la intención de idealizarnos: no es mi costumbre. Unos cuantos y bien bravos defectos debemos tener para que estemos como estamos. Pero contamos con un hermoso capital humano –esto y no otra cosa, según lo entiendo, es el capital humano—, un capital valioso para empezar a soñar con el país que queremos. No vamos a permitir que ese capital sea arrasado. Al contrario; tenemos que luchar para que se multiplique. Una buena alimentación y una buena educación, para todos, es la base (y no crean que es traída de los pelos una referencia a la alimentación cuando se habla de cultura; sin una buena nutrición en la infancia, no hay posibilidad de aprendizaje, no hay para nuestro futuro cultura posible). A partir de esa base imprescindible se abren los caminos. Seguramente estos libros que nos están rodeando, con sus diversos puntos de vista, con sus innumerables visiones de la realidad, tendrán algo que indicarnos. Ahora, para terminar como corresponde estas palabras (por algo soy cuentista) brindo porque, en un futuro muy cercano, nuestra amada Universidad Pública esté funcionando a pleno y cada vez con más estudiantes, porque nuestras instituciones y medios culturales puedan trabajar por entero y con todo su personal para el desarrollo y la difusión de nuestra cultura; porque siga existiendo a través de los años, cada vez más pujante y más popular, esta Feria del Libro, y porque haya muchas otras Ferias del Libro a lo largo y a lo ancho de nuestro país. Cada vez con más concurrencia, cada vez con más creatividad, cada vez con más lectores. Buenos Aires, 25 de abril de 2024

lunes, 22 de abril de 2024

El mensaje de Pesaj es justamente el de la libertad, que viene que ver con la superación de aquellas dificultades que hacen que el ser humanos se esclavice constantemente ( Rabino Eduardo Waingortin)

Por Rabino Eduardo Waingortin Pesaj Kasher ve Sameaj Pesaj este año es diferente a lo habitual. Celebramos a la sombra de la guerra. Una guerra desgarradora por fuera y por dentro. Pero volviendo a Pésaj no puede tener más actualidad en su mensaje en este año. El mensaje de Pesaj es justamente el de la libertad, que viene que ver con la superación de aquellas dificultades que hacen que el ser humanos se esclavice constantemente. Porque esa tendencia a esclavizarnos, a someternos, hace que el concepto de esclavitud sea relevante en cada generación, en cada momento y en cada lugar. Escuché del Rabino Marshall Meyer, Z.L., citando al Rabino Abraham Joshua Heschel, Z.L., que fue su maestro, decìa que Heschel planteaba que ser esclavo no es tener las cadenas que aprisionan tu cuerpo. Sino que ser esclavo es no intentar quitártelas de encima. Entonces, la libertad y la esclavitud, se transforman desde un estado a una tendencia. Y cuando nos empecinamos en quitarnos cadenas aunque estemos totalmente inmovilizados, somos libres, mientras que cuando -enganchados en modas y en conceptos que no quieren cambiar, o que no estamos dispuestos a escuchar la posibilidad de repensarlos- ahí, aunque tengamos las manos y los pies libres, somos esclavos. La celebración de Pésaj debe conmovernos para que siga siendo vigente y relevante. Será vigente cuando tomemos todos sus ritos y los hagamos de corazón , los disfrutemos y los gocemos. Y será relevante cuando, como dice la Hagadá, todo aquel que abunda en discutir y recuperar la esencia del Séder y del relato de la salida de Egipto, será bendecido. Quisiera desear una gran bendición a la comunidad judía. Y quisiera impregnarlos de la hermosa sensación que implica continuidad dándole vigencia a un Seder significativo con todos los pasos, donde hagamos a D-s presente entre nosotros, donde recordemos que Moshé no figura en la Hagadá para que sea nuestra tarea la de analizar y sentirnos que debemos salir de nuestros propios Egipto. Y quisiera desear una gran bendición a todos los judíos del mundo, en especial de Israel, para que podamos salir de viejos esquemas, que nos aprisionan. Y darle relevancia a ésta, que es una celebración muy antigua y profundamente moderna y actual. Por Rabino Eduardo Waingortin

REGRESA LA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE BUENOS AIRES, CON MÁS CULTURA QUE NUNCA

El desafío del evento más convocante en el universo del libro de habla hispana en su 48.ª edición es claro: devolverle el latido a la cultura. Esta es, pues, una feria con corazón, que propone impulsar la vida de las palabras, el encuentro artístico y la reflexión en torno a nuevas realidades. UNA EDICIÓN MUY ESPECIAL. Con Lisboa como Ciudad Invitada de Honor y destacadas personalidades internacionales que llegan de todos los países de Hispanoamérica, pero también de Estados Unidos, Irlanda, Israel, Alemania, Francia, Italia, China y Canadá, entre otros, este año la feria incorpora a su programación multicultural, un nuevo espacio de diálogo para escritores y escritoras de pueblos originarios. Además, diferentes voces y miradas se cruzarán en una nueva propuesta, “Los Debates de la Feria”, con el fin de estimular el intercambio de ideas, necesario para estos tiempos turbulentos. El discurso inaugural estará a cargo de la ensayista, cuentista, novelista y maestra de escritores Liliana Heker. Con una gran trayectoria, se espera que la autora que a sus 81 años acaba de lanzar una nueva novela, “Noticias sobre el iceberg”, nos estimule con un contenido potente. La programación cuenta con casi 1500 actividades en salas y stands para lectores, editores, bibliotecarios, libreros, ilustradores, docentes, estudiantes y toda la comunidad que comprende la cadena de valor del libro. La Feria estará abierta al público del jueves 25 de abril al lunes 13 de mayo y se realizará en La Rural, Predio Ferial de Buenos Aires. . Jornadas Profesionales - Del martes 23 al jueves 25 de abril. Editores, libreros, distribuidores, agentes literarios, ilustradores, bibliotecarios, diseñadores y traductores, tanto argentinos como del exterior, participan en nuestras Jornadas: Profesionales con el objetivo de fortalecer las redes de contactos profesionales y estimular la vinculación y el networking de todos los actores que integran el ecosistema del libro. Se destacan este año las capacitaciones sobre Inteligencia Artificial y Derecho de Autor, estrategias de marketing, acuerdos con plataformas de streaming, podcasts, audiolibros, y bibliotecas del futuro. NOVEDADES I: HOMENAJES y UN RECORRIDO FANTÁSTICO Se cumplen dos aniversarios en torno al escritor Julio Cortázar y, para honrarlo, la Feria le dedica su Maratón de Lectura. Durante dos horas, el martes 30 de abril, a partir de las 19h y por primera vez en Zona Futuro, escritoras y escritores, actores y actrices recorrerán la literatura de Julio Cortázar, autor de inolvidables cuentos fantásticos de la literatura argentina y de “Rayuela”, la novela que enamoró y desafió a los lectores en los años 60: “Julio Cortázar es nuestro escritor lúdico y experimental, entusiasta y comprometido, exquisito y popular. Este año lo ç recordamos en un doble aniversario: el de su nacimiento, hace 110 años, el 26 de agosto de 1914, y el de su muerte en París, el 12 de febrero de 1984, hace 40 años”, aclara Alejandra Rodríguez Ballester, coordinadora de la actividad. Entre los participantes, estarán Claudia Piñeiro, Liliana Heker, Mauricio Kartún, Cristina Banegas, Paula y María Marull, Rubén Szchumacher, Sylvia Iparraguirre, Jorge Consiglio, Gabriel Goity, Ingrid Pelicori, Federico Jeanmaire, Josefina Delgado, Mónica Sporra y Miguel Gaya, Patricio Zunini y la participación especial de Michi Strausfeld. Pero, además, habrá música compuesta especialmente por Marcelo Katz, que la interpretará al piano, una evocación de la pasión cortazariana por el jazz y de su juvenil espíritu de cronopio siempre dispuesto a la alegre transgresión. Este año, la Maratón se realizará en la Zona Futuro de la Feria, con un espíritu más experimental, en sintonía con las búsquedas literarias del mismo Cortázar.

viernes, 19 de abril de 2024

REMOLINOS, LA BANDA TRIBUTO A SODA STÈREO , REVIVE SU MÙSICA Y ENERGÌA

Creada en el 2016 por músicos profesionales, Remolinos es la banda tributo más aclamada por el público que brinda un homenaje cuidadoso y preciso al sonido y repertorio de los artistas más aclamados de Latinoamérica: Soda Stereo y Gustavo Cerati. Remolinos no es un disfraz, es revivir la música y sobre todo energía de los shows con un repertorio que abarca toda Más que un recuerdo, es un viaje en el tiempo donde cada arreglo ha sido estudiado para reproducir en vivo ese juego de magia de verlos volver. Esta banda fue formada por la admiración y fanatismo a ellos, pero sobre todo por la necesidad de escuchar las canciones que dejaron marca en toda una generación tal cual fueron creadas sin arreglos agregados o modificados, si no, tocadas tal cual lo hacían los originales tanto en giras como en los discos.Un recorrido por lo mejor de Gustavo Cerati en su carrera solista y las mejores canciones de Soda Stereo de las giras Ruido Blanco, Doble Vida, Dynamo y Sueño Stereo con arreglos originales y sonido stereo envolvente que te va a transportar en el tiempo. Con un trabajo detallado en efectos, arreglos vocales y musicales Remolinos recrea las canciones sorprendiendo al público en cada fecha. Nuestra meta no es mostrar un disfraz, si no que el público disfrute de la música como lo hacía cuando iba a los recitales en vivo. Más info, videos y redes https://tributoasoda.com/ Músicos: Tom Fernández: Voz principal, guitarra, programación de teclados, sonido en vivo. Horacio Cortés: Batería, coros Nicolás Perales: Saxo barítono, flauta traversa Luciano Lamione: Bajo, Guitarra REMOLINOS El 2019 tuvo a REMOLINOS como cierre del homenaje por los 60 años de Gustavo Cerati en el Planetario Galileo Galilei junto a parte de su familia coproducido con Aymará Producciones de Chile. Ese año también cierran la Fiesta del Jamón en la ciudad de Marcos Paz como teloneros de la banda Los Cafres ante 25mil personas y la fiesta por el 180 aniversario del nacimiento del pueblo de Pila, provincia de buenos aires antes 8000 personas.En 2020 participan virtualmente del homenaje internacional Por Cerati organizado nuevamente por Aymará Producciones de Chile compartiendo cartel junto a Fabiana Cantilo (ARG) y Cecilia Toutsant (MX). En 2021 producen en forma independiente un show por streaming para toda Latinoamérica transmitido por la plataforma Astribox, creada por Tom. Además durante Abril 2020, en pleno encierro, Tom creó el proyecto Iberoamérica Stereo junto a músicos de bandas tributo de otros países de Latinoamérica y las Islas Canarias (ESP) marcando un hito ya que nadie lo había realizado, editando, grabando y mezclando todo el material que le iban enviando los músicos desde sus casas. Este material está disponible en Youtube. Luego de los 100 shows del 2022 tocando en los principales locales de Buenos Aires, la gira de este año seguirá sumando fechas en toda la provincia de Buenos Aires y toda la Argentina. Este tributo nació en el año 2016 por el fanatismo de Tom Fernández y Horacio Cortés. Producción General: Remolinos Productor ejecutivo: Tom Fernández Músicos: Tom Fernández: Voz principal, guitarra, programación de teclados, sonido en vivo. Horacio Cortés: Batería, coros Nicolás Perales: Saxo barítono, flauta traversa Luciano Lamione: Guitarra, bajo Asistentes de escenario: Fernando Eransus, Andrea Tirra Iluminación y logística: Fernando Eransus Fotografía: Andrea Tirra Diseño gráfico: Diego Fernández Redes sociales: Agos y Tom Fernández Duración aproximada del espectáculo: 2 horasÇ

lunes, 4 de marzo de 2024

Atentado a la Embjada de Israel "El Estado nacional es responsable por no haber podido prevenir este atentado, responsable por no haber investigado correctamente, responsable de no haber juzgado y castigado a los culpables ( ministro Martìn Soria, 2023)

El 17 de marzo de 1992 a las 14.47 un coche bomba voló el edificio de la sede diplomática israelí en la esquina de Arroyo y Suipacha, obra de la Jihad Islámica, brazo armado del Hezbollah. La investigación de la Corte Suprema fue un total fracaso. Durante años ni siquiera se estableció el número exacto de víctimas, finalmente fijado en 22. No hubo detenidos ni se sabe cómo se planificó el ataque, son los datos conocidos y se repiten año a año. Pasaron 32 años y nada ha cambiado, la falta de Justicia es la moneda corriente. En 2021, Itzjak Shefi, entonces embajador de Israel en Argentina al momento del atentado de 1992, volvìa con su cabeza al momento de la masacre: "Pasaron 29 años del primer atentado terrorista internacional en el país. El 17 de marzo de 1992 a las 14:42 un coche bomba destruyó la Embajada de Israel del barrio de Retiro. “Hoy, como siempre, inclino mi cabeza por todos los que perdimos, por la falta de Justicia y Verdad”, expresó. “Sentìa que todo un mundo se dio vuelta el 17 de Marzo de 1992:"La vida después de ese instante no fue la misma”, dijo varias veces, durante muchos años, Itzjak Shefi, embajador de Israel en Argentina aquel día y entre 1988 y 1992. El el 17 de marzo de 1992, empezó normal. Era un martes de sol de un verano que se iba despidiendo lentamente. Seguía el paro del tren Roca con suspensión de delegados y con promesas de una asamblea que levantaría la medida pasadas las tres de la tarde. Los medios hablaban de temas que al día siguiente relegarían. A las 14:42 exactas, una camioneta Ford F100 explotaría en la esquina de Arroyo y Suipacha del barrio porteño de Retiro. El coche-bomba no diferenció: mató a personal de la embajada, a un sacerdote, a albañiles, conductores, peatones y ancianas que se encontraban en un geriátrico ubicado enfrente de la sede diplomática. Hubo, además, 242 heridos y un reguero de polvo y piedras. Fue el primer atentado terrorista internacional en el país y fue durante el gobierno menemista que nunca prestò colaboraciòn como tampocio su Corte Suprema encarda de la investigaciòn. En Arroyo y Suipacha estaba ubicada la Embajada de Israel en Argentina. El conductor suicida voló el vehículo repleto de explosivos químicos en la entrada del edificio. La bomba destruyó por completo la sede diplomática, dañó de forma considerable a una iglesia y una escuela cercana. Murieron 22 personas: argentinos, israelíes, bolivianos, un uruguayo, un italiano. Shefi tenía una agenda cargada ese martes. Había pensado en pedir un sándwich para almorzar en su oficina, pero su hija se interpuso. Le dijo que no, que no podía ser, que sus nietos lo estaban esperando en su casa para almorzar todos en familia, tal como lo había prometido. Ese ruego de su hija le salvó la vida. Por eso, a las 14:42 de aquel día fatal, estaba almorzando en su casa cuando un amigo lo llamó. Lo primero que le dijo fue “¡qué bueno que estás en tu casa!”. El embajador desconoció esa felicidad espontánea y le preguntó por qué lo decía: “Estoy escuchando por radio que hubo un atentado en la Embajada de Israel”. No respondió, colgó el teléfono y se fue. En camino hacia allí, oía las sirenas de las ambulancias sin asociarlas al siniestro. Comprendió la magnitud del hecho cuando un policía lo paró sobre la calle Arroyo: le dijo que no podía avanzar más porque “la Embajada de Israel había sido destruida por una bomba”. Siguió a pie con el chofer y el guardaespaldas. Caminó unos metros hasta encontrarse con el desastre, la tragedia. A Shefi le quedaban meses para concluir su gestión. “Después de cuatro años, en 1992, estaba por finalizar mi misión diplomática en Argentina; una misión importante para una comunidad importante y en un país importante. El cambio de embajadores debería realizarse entre julio y agosto”, relató en una carta titulada “Recordando el atentado a la Embajada de Israel en Buenos Aires” y enviada desde Jerusalén, donde vive, 29 años después de ese día en que todo cambió. “La sede diplomática fue víctima de un brutal atentado terrorista que nos afectó a todos para siempre, llegando la onda expansiva a la Iglesia, la escuela, el geriátrico, las viviendas particulares y a nosotros como centro de la locura humana”, describió. En 32 años pasaron políticos de varios partidos Menem del PJ, De la Rùa de la Unión Cívica Radical, Duhalde el peronismo, los Kirchner, tambièn del PJ Macri , de nuevo el Kirchnerismo con Alberto Fernàndez , sin contar a Milei que asumiò en Diciembre y que aún no definiò su postura, ninguno supo/quiso investigar con seriedad. Asì lo expresò en 2023, el ministro de Justicia y Derechos Humanos Martìn Soria, omitiendo que era parte de un gobierno que gobernò la Argentina entre 2003 y 2018 y entre 2019 y 2023. Afirmó que el Estado nacional es "responsable por no haber podido prevenir este atentado, responsable por no haber investigado correctamente, responsable de no haber juzgado y castigado a los culpables". Además, sostuvo que la Corte Suprema estableció que tanto el ataque a la Embajada de Israel como el atentado a la AMIA en 1994 fueron motivados por "el odio al pueblo de Israel y la implantación del terror". "Es la falta de respuestas en la investigación judicial lo que no hace más que profundizar el dolor de las pérdidas año a año", cerró. Fuente: Castro Romero, D Atentado a la Embajada de Israel: El homenaje a las víctimas, el reclamo de justicia, Página 12, 18 de Marzo de 2023. A 30 años del atentado a la embajada de Israel: un nuevo aniversario de la impunidad, Infobae, 17 de Marzo de 2022. Soria, Martín: “Es necesario torcer la inercia de injusticia e impunidad que ya se extiende hace más de 3 décadas

lunes, 19 de febrero de 2024

DIA DE LA MUIJER, HOMENAJE A ELVIRA RAWSON, SEGUNDA MÈDICA ARGENTINA Y FUNDADORA DEL PRIMER CENTRO FEMINISTA CREADO EN EL PAIS PARA LUCHAR POR LA IGUALDAD DERECHOS CIVILES Y POLÌTICOS

El 19 de abril de 1865, nació Elvira Rawson, quién además de ser la segunda médica Argentina y sobrina del reconocido doctor Guillermo Rawson, fue maestra, doctora en filosofía y, una de las fundadoras del primer Centro Feminista creado en el país para luchar por el reconocimiento de la igualdad de derechos civiles- políticos de hombres y mujeres. Durante la Revolución del Parque en 1890 estableció con otros médicos un hospital de campaña en el frente de batalla para atender a los heridos. Siendo distinguida por el mismo Leandro N Alem. con una medalla de oro acompañada de un reloj y un diploma de honor en reconocimiento al trabajo realizado durante la revolución. A su vez, orientó su ejercicio de la medicina hacia las enfermedades femeninas. Fue profesora de higiene y puericultura. Dedicando su tesis a esta cuestión. En base a esto, Rawson desestructuró los tabúes de la época y en su mencionada tesis de doctorado “Apuntes sobre la higiene de la mujer” habló sobre los distintos ciclos de la mujer, concientizó sobre la pubertad, trabajó sobre el embarazo, asesoró a madres para una lactancia saludable y reconoció la sexualidad femenina como tal. Se destacó por ser una ferviente y tenaz luchadora feminista, participó activamente en el Primer Congreso Femenino Internacional, realizado en Buenos Aires en 1910. Asimismo, luchó por el sufragio femenino y organizó el Tercer Congreso Internacional Femenino, entre tantas otras acciones. Junto a la Dra. Julieta Lanteri, Alicia Moreau de Justo y otras mujeres destacadas, creó la Fundación del Primer Centro Feminista del País. En su discurso de inauguración resaltó “ni somos tan pocas, ni estamos tan solas.” En el Primer Congreso Femenino Internacional presentó un proyecto de reforma del código civil, el cual proponía la igualdad de la patria potestad entre el padre y la madre, la libre administración de bienes por parte de la mujer y el mantenimiento de todos los derechos individuales aun después del matrimonio. También se destacó por abrir el primer hogar maternal, cambiándoles la vida a más de 100 mujeres; ella fue la primera mujer empleada en trabajar en el departamento nacional de higiene, enseñando a los más pequeños los conocimientos y principios básicos de higiene, organizando junto con sus madres un comité de acción con el fin de asistir a todos los niños de la comunidad ya que, Rawson sostenía que la higiene y la salud se complementaban. Además, creó la asociación por los derechos de la mujer con el fin de promover sus ideas, propuestas y reclamar por sus derechos, luchando por los grupos vulnerables y las madres solteras. Con respecto a su vida personal, Elvira en 1910 se casa con el médico Manuel Calixto Antonio Dellepiane con quien tiene 10 hijos. Fallece a los 87 años el 4 de junio de 1954, tres años después del sufragio femenino Mujer destacada en la historia por ser Médica, educadora y militante, protagonista decidida de su época, desafiando los prejuicios y persiguiendo sus ideales. Fuente: Sistema de informaciòn de San Juan ( 2019): "Salud homenajea a Elvira Rawson", San Juan, Argentina. 19 Abril 2022 12:39

miércoles, 31 de enero de 2024

Remolinos, es la banda tributo más aclamada por el público que brinda un homenaje cuidadoso y preciso al sonido y repertorio de los artistas más aclamados de Latinoamérica: Soda Stereo y Gustavo Cerati

Este verano REMOLINOS estará girando por el país. En homenaje a Soda Sterewo ya Gustavo Cerati, dieron en llamar al espectàculo Universo Soda & Cerati Sus presentaciones ser`+an Viernes 2 de febrero 22hs Teatro Bar El Suplicante: Julio Llanos 917 – General Belgrano – Pcia. Bs. As. Preventa con descuento Preventa 1 hasta el 15 de enero 2024: $2000 https://mpago.la/2o97MSq Preventa 2 desde el 15 hasta el 31 de enero 2024: $2500 El dia del show: $3000 Viernes 9 de febrero 21hs Teatro Municipal Pepe Soriano: Ituzaingó 2950 – Tigre - Pcia. Bs. As. Entrada libre y gratuita Sábado 17 de febrero 20hs Teatro Municipal de Villa Gesell: Paseo 108, N° 337 - Villa Gesell, Provincia de Buenos Aires Entradas en boletería: $3000 Creada en el 2016 por músicos profesionales, Remolinos es la banda tributo más aclamada por el público que brinda un homenaje cuidadoso y preciso al sonido y repertorio de los artistas más aclamados de Latinoamérica: Soda Stereo y Gustavo Cerati. Más que un recuerdo, es un viaje en el tiempo donde cada arreglo ha sido estudiado para reproducir en vivo ese juego de magia de verlos volver. Remolinos no es un disfraz, es revivir la música y sobre todo energía de los shows con un repertorio que abarca toda la discografía de Soda y Cerati solista. Esta banda fue formada por la admiración y fanatismo a ellos, pero sobre todo por la necesidad de escuchar las canciones que dejaron marca en toda una generación tal cual fueron creadas sin arreglos agregados o modificados, si no, tocadas tal cual lo hacían los originales tanto en giras como en los discos.Un recorrido por lo mejor de Gustavo Cerati en su carrera solista y las mejores canciones de Soda Stereo de las giras Ruido Blanco, Doble Vida, Dynamo y Sueño Stereo con arreglos originales y sonido stereo envolvente que te va a transportar en el tiempo. Con un trabajo detallado en efectos, arreglos vocales y musicales Remolinos recrea las canciones sorprendiendo al público en cada fecha. Nuestra meta no es mostrar un disfraz, si no que el público disfrute de la música como lo hacía cuando iba a los recitales en vivo. Más info, videos y redes https://tributoasoda.com/ Músicos: Tom Fernández: Voz principal, guitarra, programación de teclados, sonido en vivo. Horacio Cortés: Batería, coros Nicolás Perales: Saxo barítono, flauta traversa Luciano Lamione: Bajo, Guitarra REMOLINOS El 2019 tuvo a REMOLINOS como cierre del homenaje por los 60 años de Gustavo Cerati en el Planetario Galileo Galilei junto a parte de su familia coproducido con Aymará Producciones de Chile. Ese año también cierran la Fiesta del Jamón en la ciudad de Marcos Paz como teloneros de la banda Los Cafres ante 25mil personas y la fiesta por el 180 aniversario del nacimiento del pueblo de Pila, provincia de buenos aires antes 8000 personas.En 2020 participan virtualmente del homenaje internacional Por Cerati organizado nuevamente por Aymará Producciones de Chile compartiendo cartel junto a Fabiana Cantilo (ARG) y Cecilia Toutsant (MX). En 2021 producen en forma independiente un show por streaming para toda Latinoamérica transmitido por la plataforma Astribox, creada por Tom. Además durante Abril 2020, en pleno encierro, Tom creó el proyecto Iberoamérica Stereo junto a músicos de bandas tributo de otros países de Latinoamérica y las Islas Canarias (ESP) marcando un hito ya que nadie lo había realizado, editando, grabando y mezclando todo el material que le iban enviando los músicos desde sus casas. Este material está disponible en Youtube. Luego de los 100 shows del 2022 tocando en los principales locales de Buenos Aires, la gira de este año seguirá sumando fechas en toda la provincia de Buenos Aires y toda la Argentina. Este tributo nació en el año 2016 por el fanatismo de Tom Fernández y Horacio Cortés. Producción General: Remolinos Productor ejecutivo: Tom Fernández Músicos: Tom Fernández: Voz principal, guitarra, programación de teclados, sonido en vivo. Horacio Cortés: Batería, coros Nicolás Perales: Saxo barítono, flauta traversa Luciano Lamione: Guitarra, bajo Asistentes de escenario: Fernando Eransus, Andrea Tirra Iluminación y logística: Fernando Eransus Fotografía: Andrea Tirra Diseño gráfico: Diego Fernández Redes sociales: Agos y Tom Fernández Duración aproximada del espectáculo: 2 horas THLP-Logobajachico.jpg Notas y acreditaciones: Andrea Feiguin +54 9 1150621635 Biografía Horacio Cortés estudió con el músico Julio Figueroa (sesionista de Gal Costa, Loco Mía, La Sonora de Bruno Alberto, entre otros). Gracias a su profesor, conoció a Daniel "el tuerto" Wirtz (Spinetta, Fito Páez), Sergio Val (Los Violadores) y Rinaldo Rafanelli (Sui Generis), quienes ampliaron su conocimiento. Ha formado e integrado distintas bandas, entre las que se destacan dos con las que ha grabado discos: D'Nada (hard rock, música alternativa) con sello independiente y La Vendetta (rock & roll) para Universal Music. Tuvo la suerte de compartir escenario con Charly García en el Centro Cultural Rojas y con Alejandro Lerner. Incursionando en el folklore, compartió escenario con Teresa Parodi y Guillermo Fernández, y participó en el festival de folklore Cosquín en dos ocasiones. Su principal batería es una Remo que le compró al gran baterista Martín Carrizo (Animal, Gustavo Cerati), la cual conserva como un gran tesoro. Desde 2017, es parte fundamental de Remolinos, pudiendo mostrar toda su admiración por Charly Alberti. Tom Fernández es muy fanático de Soda. Su primer recital fue en la presentación del disco "Doble Vida" en 1988, y cada vez que pudo ver al trío, lo hizo hasta la disolución en 1997. Es músico, compositor y programador. Además de ser cantante y guitarrista, trabaja con computadoras, samplers y cualquier artefacto musical electrónico que caiga en sus manos desde 1993. Desde 1988 hasta la fecha, ha formado diferentes grupos. Entre 2002 y 2005, fundó la banda Suite Solar, con la cual pudo conocer a Zeta Bossio en la productora Alerta Discos, gracias a la buena repercusión que tenían sus canciones y objetivos. Entre 2020 y 2021, formó Iberoamérica Stereo junto a músicos de otras bandas tributo a Soda y Gustavo Cerati de toda Latinoamérica y las Islas Canarias en España, produciendo y grabando más de 10 canciones disponibles en YouTube. En 2020, estudió grabación y mezcla en Home Studio (avanzado) con Luciano "Lucho" Gordillo, quien trabaja en el estudio UNISONO, que era de Gustavo Cerati y hoy es de la familia Cerati. Fuente Te Hago la prensa

miércoles, 17 de enero de 2024

“Día internacional de conmemoración en memoria de las víctimas del Holocausto; por el impacto de tanta humillación y dolor, a pesar de ser la tragedia más documentada en los anales de la historia, Auschwitz aún desafía el lenguaje y la comprensión( Elie Wiesel, 2005)

Elie Wiesel fue convocado en 2005 a las Naciones Unidas para disertar en la Asamblea General que conmemoraba  las víctimas del Holocausto en una sesión especial el 24 de enero de 2005. Estas fueron sus palabras en su discurso conmemorando los 60 años de la liberaciòn de Auschwitz. Cuando se habla de esa era de oscuridad, el testigo encuentra dificultades. Sus palabras se convierten en obstáculos en lugar de vehículos; No escribe con palabras sino contra palabras. Porque no hay palabras para describir lo que sintieron las víctimas cuando la muerte era la norma y la vida un milagro. Aun así, lo sepan o no, su memoria es parte de la de ustedes.Les hablo como hijo de un pueblo antiguo, el único pueblo de la antigüedad que sobrevivió a la antigüedad, el pueblo judío que, a lo largo de su historia, ha sufrido el exilio y la opresión, pero que nunca ha perdido la esperanza de redención.Cuando era un adolescente joven, vio lo que ningún ser humano debería ver: el triunfo del fanatismo político y el odio ideológico hacia quienes eran diferentes. Vio multitudes de seres humanos humillados, aislados, atormentados, torturados y asesinados. Eran abrumadoramente judíos pero había otros. Y los que cometieron estos crímenes no eran matones vulgares sino hombres con altos cargos gubernamentales, académicos, industriales y médicos en Alemania. En los últimos años, esa nación se ha convertido en una verdadera democracia.Pero la pregunta sigue abierta: en esos años oscuros, ¿qué motivó a tantos funcionarios públicos brillantes y comprometidos a inventar tales horrores? Por su alcance y magnitud, por su gran cantidad en números, por el impacto de tanta humillación y dolor, a pesar de ser la tragedia más documentada en los anales de la historia, Auschwitz aún desafía el lenguaje y la comprensión.Permítanme evocar esos tiempos:Los bebés eran utilizados como práctica de tiro por los hombres de las SS … Los adolescentes condenados a no envejecer nunca … Los padres observaban a sus hijos arrojados a pozos en llamas … Una inmensa soledad envuelve a todo un pueblo … La desesperación infinita que persigue nuestros días y nuestros sueños incluso 60 años después…¿Cuándo comenzó lo que tan mal llamamos el Holocausto? ¿En 1938, durante la Kristallnacht? ¿Quizás en 1939, cuando un barco alemán, el St. Louis, con más de mil refugiados judíos alemanes a bordo, fue rechazado en las costas de Estados Unidos? ¿O fue cuando ocurrieron las primeras masacres en Babi Yar?Aún nos preguntamos: ¿Qué fue Auschwitz: un final o un comienzo, una consecuencia apocalíptica de la intolerancia y el odio de siglos de antigüedad, o fue la convulsión final de fuerzas demoníacas en la naturaleza humana?Una creación paralela a la de Dios: un mundo con sus propias Naciones Unidas antinómicas de personas de diferentes nacionalidades, tradiciones, culturas, esferas socioeconómicas, que hablan muchos idiomas, se aferran a una variedad de religiones y recuerdos. Eran adultos o jóvenes, pero dentro de ese mundo no había niños ni abuelos; ya habían perecido.Como he dicho muchas veces: no todas las víctimas eran judías, pero todos los judíos eran víctimas. Por primera vez en la historia registrada ser judío se convirtió en un crimen. Su nacimiento se convirtió en su sentencia de muerte. Corrección: los niños judíos estaban condenados a morir incluso antes de nacer. Lo que el enemigo buscaba alcanzar era poner fin a la historia judía; Lo que quería era un mundo nuevo, implacablemente, irrevocablemente desprovisto de judíos. De ahí Auschwitz, Ponar, Treblinka, Belzec, Chelmno y Sobibor: fábricas oscuras de la muerte erigidas para la Solución Final. Los asesinos venían a matar y las víctimas a morir.Eso era Auschwitz, el ideal de un verdugo de un reino de maldad absoluta y maldición con sus príncipes y mendigos, filósofos y teólogos, políticos y artistas, un lugar donde perder un pedazo de pan significaba perder la vida, y la sonrisa de un amigo otro día de promesaEn ese momento, el testigo trató de entender; todavía no lo consigue: ¿Cómo fue posible tal mal calculado, tal crueldad sin fondo y sin sentido posible? ¿La Creación se había vuelto loca? ¿Dios se había cubierto el rostro? Una persona religiosa no puede concebir Auschwitz con o sin Dios. Pero ¿qué pasa con el hombre? . ¿Cómo podrían los ciudadanos inteligentes, educados o simples, respetuosos de la ley, disparar con ametralladoras a cientos de niños y sus padres, y por la noche disfrutar de una cadencia de Schiller, una partita de Bach?Punto de inflexión o momento crucial, la tremenda catástrofe que ha traumatizado la historia ha cambiado para siempre la percepción de responsabilidad del hombre hacia otros seres humanos. El hecho triste y terrible es que las naciones occidentales intervinieron cuando Hitler ocupó Checoslovaquia y Austria; si América hubiera aceptado más refugiados de Europa; si Gran Bretaña hubiera permitido que más judíos regresaran a sus tierras ancestrales; si los Aliados hubieran bombardeado los ferrocarriles que llevaban a Birkenau, nuestra tragedia se podría haber evitado, su alcance seguramente reducido.Debemos recordar esta vergonzosa indiferencia, al igual que debemos recordar agradecer a las pocas personas heroicas que, como Raoul Wallenberg, arriesgaron sus vidas para salvar a los judíos. También recordaremos siempre los ejércitos que liberaron a Europa y a los soldados que liberaron los campos de exterminio, los estadounidenses en Buchenwald, los rusos en Auschwitz y los británicos en Belsen. Pero para muchas víctimas todos llegaron demasiado tarde. También debemos recordar eso. Cuando el Tercer Ejército estadounidense liberó Buchenwald, no había alegría en nuestro corazón: solo dolor. No cantamos, no celebramos. Apenas tuvimos fuerza suficiente para recitar el Kadish.Y ahora, años más tarde, ustedes que representan a la comunidad mundial entera, escuchan las palabras del testigo. Al igual que Jeremías y Job, podríamos haber llorado y maldecido los días dominados por la injusticia y la violencia.Podríamos haber elegido la venganza. No lo hicimos. Podríamos haber elegido el odio. No lo hicimos. El odio es degradante y la venganza humillante. Son enfermedades. Su historia está dominada por la muerte.El testigo judío habla del sufrimiento de su pueblo como una advertencia. Suena la alarma para evitar que se hagan estas cosas. Sabe que para los muertos es demasiado tarde; para ellos, abandonados por Dios y traicionados por la humanidad, la victoria llegó demasiado tarde.Pero no es demasiado tarde para los niños de hoy, los nuestros y los suyos. Solo por su causa testificamos. Es por su causa que tenemos el deber de denunciar el antisemitismo, el racismo y el odio religioso o étnico. Los que hoy predican y practican el culto a la muerte, los que usan el terrorismo suicida, el flagelo de este nuevo siglo, deben ser juzgados y condenados por crímenes de lesa humanidad. El sufrimiento no confiere privilegios; Lo que importa es lo que uno hace con el sufrimiento. Sí, el pasado está en el presente, pero el futuro está todavía en nuestras manos.Los que sobrevivieron a Auschwitz abogan por la esperanza, no por la desesperación; generosidad, no rencor ni amargura; gratitud, no violencia. Debemos estar comprometidos, debemos rechazar la indiferencia como opción. La indiferencia siempre ayuda al agresor, nunca a sus víctimas. ¿Y qué es la memoria si no es una respuesta noble y necesaria para y contra la indiferencia?Pero … ¿aprenderá el mundo alguna vez Schnessel, S ( 2019), Eli Wiesel, su testimonio 60 años despuès, Enlace Judìo ( Mèxico)), tomado de Israel for Ever Foundation

miércoles, 10 de enero de 2024

Marìa Elena Walsh volcò toda su rebeldía, su desencanto y oposición en el amor a la naturaleza y a las infancias; a su vez siempre encontró maneras de contar o denunciar las contradicciones de la sociedad y la política,

María Elena Walsh fue una verdadera juglar de nuestros tiempos. Por recitar y cantar sus versos, pero también, cuando denuncia subliminalmente diversas cuestiones sociales y políticas. Revolucionó la relación entre poesía y niñez hasta convertirse en la principal cantautora de música infantil de la historia argentina, aunque sin abandonar la composición de temas dirigidos al público adulto. Gracias a la  educación recibida  con mayores libertades especto a la educación tradicional de las niñas de la época, lejos del estilo Shirley Temple —ícono de la infancia en la década del 30, de risitas con hoyuelos y adorables rizos tirabuzones—. María Elena se desarrolló al margen de cursilerías sociales tales como las típicas clases de danzas clásicas y declamación. Tempranamente ella marcó un distanciamiento ideológico de las expectativas y los estereotipos impuestos social y culturalmente para cualquier jovencita en esos tiempos. Creó personajes conmovedores, como “Manuelita la Tortuga”, que inspiró la película Manuelita de 1999, dirigida por Manuel García Ferré. Generación tras generación sus temas son cantados por miles de niñas y niños. Sus canciones “para grandes” fueron interpretadas por personalidades como Mercedes Sosa, Jairo y Joan Manuel Serrat. Pero además de escritora, fue compositora, cantante, dramaturga, guionista, traductora y actriz. Y su impronta trascendió las fronteras argentinas. Nació el 1 de febrero de 1930 en Ramos Mejía, provincia de Buenos Aires. Su papá era un ferroviario inglés que tocaba el piano y cantaba canciones de su tierra; su madre, una argentina descendiente de andaluces y amante de la naturaleza. María Elena fue criada en un gran caserón, con patios, gallinero, rosales, gatos, limoneros, naranjos y una higuera. En la familia emanaba mayor libertad de la habitual para la educación de clase media de la época. Tímida y rebelde, ya desde adolescente era una gran lectora. Hizo el colegio secundario en la Escuela Nacional de Bellas Artes, un lugar donde se vivía un ambiente más abierto que en el resto de las escuelas de esos años. A los 15 salió su primer poema en “El Hogar”, la revista del diario La Nación. En 1947, un año antes de terminar el colegio, publicó su primer libro, Otoño imperdonable, que recibió el segundo premio Municipal de Poesía. Además, fue alabado por la crítica y por los más importantes escritores hispanoamericanos de la época. A partir de allí su vida dio un vuelco: empezó a frecuentar círculos literarios y universitarios, y escribía ensayos. En 1949 viajó a Estados Unidos, invitada por Juan Ramón Jiménez. En la década de 1950 publicó Baladas con Ángel y, junto con Leda Valladares, se autoexilió en París. Con ella formó el dúo “Leda y María”: actuaron en varias ciudades como intérpretes de música folclórica, recibieron premios, el aplauso del público y grabaron el disco Le Chant du Monde. En 1960 se produjo el cambio de destinatario y Walsh publicó su primer libro para chicos, Tutú Marambá, asumiendo la edición. Sus canciones y textos infantiles disparatados y sin moralinas trascendieron lo didáctico y lo tradicional. En esos años 60 publicó, entre otros, los libros El reino del revés, Cuentopos de Gulubú, Hecho a mano y Juguemos en el mundo. En la década del 70 volvió al país y, en 1971, María Herminia Avellaneda la dirigió en el film Juguemos en el Mundo. También escribió guiones para televisión y los libros Canciones para mirar, Zoo Loco, Dailan Kifki y Novios de Antaño. Siempre encontró maneras de contar (o denunciar) las contradicciones de la sociedad y la política, incluso en sus textos para niñas y niños, por ejemplo, en “El reino del revés”: “Me dijeron que en el reino del revés nadie baila con los pies, que un ladrón es vigilante y otro es juez y que dos y dos son tres. Vamos a ver cómo es el reino del revés, vamos a ver cómo es el reino del revés.” Realizó además recitales unipersonales para adultos. En 1962 estrenó en el Teatro San Martín Canciones para mirar, que luego grabó con CBS. Al año siguiente estrenó Doña Disparate y Bambuco, representada muchas temporadas en Argentina, el resto de América y Europa. Sus canciones para adultos tuvieron una repercusión enorme, como “Canción de Cuna para gobernante”, “El 45”, “Canción de caminantes”, y así también, las más interpretadas y emotivas, “Serenata para la Tierra de uno”: “Porque me duele si me quedo pero me muero si me voy, por todo y a pesar de todo, mi amor, yo quiero vivir en vos.” Y “Como la cigarra”: ”Tantas veces me borraron, tantas desaparecí, a mi propio entierro fui sola y llorando. Hice un nudo del pañuelo, pero me olvidé después que no era la única vez, y seguí cantando. Cantando al sol como la cigarra, después de un año bajo la tierra, igual que sobreviviente que vuelve de la guerra.” Sus artículos de opinión publicados abarcan desde la mirada viajera, la defensa de la mujer, la ausencia de políticas culturales, la denuncia de la censura en todas sus formas y el cuestionamiento del autoritarismo y los prejuicios. Durante los años de dictadura censuraron insólitamente la canción infantil “El twist del mono liso”, además de “La cigarra” y “Gilito de Barrio Norte”. En 1979, escribió “Desventuras en el País-Jardín-de-Infantes” en el diario Clarín, que era una declaración de deberes y derechos del intelectual y un manifiesto en contra del silencio impuesto por el gobierno de facto. Esto le valió ser excluida del circuito oficial de radio y televisión. En 1985 fue nombrada Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires y, en 1990, Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Córdoba y Personalidad Ilustre de la Provincia de Buenos Aires. En 1994 apareció la recopilación completa de sus canciones para niños y adultos y, en 1997, el libro Manuelita ¿dónde vas? En 1996 publicó un artículo en respuesta al intento de la Comunidad Económica Europea de impulsar el proyecto de algunos fabricantes de computadoras de sacar la letra “ñ” de los teclados: «La culpa es de los gnomos que nunca quisieron ser ñomos. Culpa tienen la nieve, la niebla, los nietos, los atenienses, el unicornio. Todos evasores de la eñe. ¡Señoras, señores, compañeros, amados niños! ¡No nos dejemos arrebatar la eñe! Ya nos han birlado los signos de apertura de interrogación y admiración. Ya nos redujeron hasta la apócope. Ya nos han traducido el pochoclo. Y como éramos pocos, la abuelita informática ha parido un monstruoso # en lugar de la eñe con su gracioso peluquín, el ~. ¿Quieren decirme qué haremos con nuestros sueños? Letra es sinónimo de carácter. ¡Avisémoslo al mundo entero por Internet! La eñe también es gente (…)» Su último libro, Diario Brujo, es una recopilación de artículos de 1995 y 1999, algunos publicados y otros inéditos. Toda su rebeldía, su desencanto, su oposición, su amor a la naturaleza y a las infancias han quedado reflejados en numerosos poemas, novelas, cuentos, canciones, ensayos y artículos periodísticos. Su legado se palpa a travès de lo que ella supo recrear y traducir un conjunto de múltiples influencias culturales —el sinsentido y el humor paródico inglés, el romancero español, el coplerío y el folclore latinoamericano junto con el music hall francés y americano— en un repertorio singularisimo y diverso, presente en la banda de sonido de la infancia de muchas generaciones de niños, y que perdurará como un tesoro familiar y afectivo altamente apreciado por todos nosotros. Falleció el 10 de enero de 2011 en Buenos Aires. Fuentes: Marìa Elena Walsh y el tiempo de jugar, Educ.ar, 27 de Diciembre de 2021. María Elena Walsh: transgresión, poesía, libertad,  Biblioteca Nacional de Maestras y Maestros,, 31 de Enero de 2022 http://www.bnm.me.gov.ar/novedades/?p=33687